viernes, 3 de agosto de 2018

Que te come el tigre, que te come el tigre...

La noticia ha aparecido en los informativos españoles. Un vecino de Sangonera La Seca, en Murcia, llamó a la Policía tra divisar lo que parecía ser todo un señor tigre descansando bajo un olivo. Los policías fueron al lugar y tiraron una piedra contra el felino, por ver si se movía. Los perros estaban aterrados. Desde lejos parecía un tigre de verdad.

El problema es que al acercarse descubrieron que se trataba de un peluche. ¿Un niño se había dejado un muñeco tan grande en el campo?¿Un gamberro estaba disfrutando "como un tigre" con la se había organizado? No. Los gamberros fueron los propios policías de Sangonera La Seca, que habían depositado allí el peluche, a la espera de que alguien viniera y se asustara, para utilizar esta valiosa publicidad en una campaña de recaudación de dinero para niños que no pueden jugar con peluches de un tamaño normal, a causa del cáncer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario