jueves, 18 de octubre de 2018

Los verdaderos "superhumanos".

No. No les vamos a hablar de Superman, Lobezno o el Increíble Hulk. No les vamos a hablar de nadie que salga a luchar contra el Mal enbutido en unas mallas y envuelto en una capa. Resulta que Simon Worrall se ha encontrado con el biólogo evolucionista Rowan Hooper y ha surgido el tema de la reciente publicación de su libro, SOBREHMANO: LA VIDA EN LOS EXTREMOS DE LAS HABILIDADES FÍSICAS Y MENTALES. Los sobrehumanos son como tú o como yo. Bueno, la mayoría. Hacen cosas como aceptar los estragos de terribles enfermedades o destacar en deportes como el baloncesto.

Has pasado tiempo conpersonas variadas, desde un desactivador de bombas hasta alguien con síndrome de parálisis. Háblanos e esa gente y de lo que los conecta con nosotros.

Shyrley Parsons es una mujer que sufre parálisis. Está completamente paralizada después de un golpe fuerte en la cabeza pero su mente y su capacidad de sentir están intactas. Me impresionó su sentido de la resiliencia, su capacidad de ser feliz y optimista en medio de ese horrible trauma. De hecho, ella dice que experimenta más motivos y ocasiones para ser feliz que antes de que se diera el golpe y se convirtiera en una tetrapléjica.

Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos, decleró que LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD era un derecho universal. Pero, ¿cómo definimos esto tan esquivo? ¿Es material, espiritual o genético?

Hay un montón de escuelas filosóficas que han dedicado líneas y líneas para tratar de explicar lo que es la felicidad. En el pleno material, si a tí y a mí nos suben el sueldo o nos compramos un modelo de coche mejor que el que teníamos, vamos a ser momentaneamente felices. Es decir hasta que nos acostumbremos a un vecindario donde todo el mundo tiene la misma clase de coches, con las mismas prestaciones. Si somos los únicos que tienen ese cochazo en el vecindario, seremos felices de una forma más permanente.

Dicen que una de las claves del jugador de baloncesto Levron James para destacar es porque duerme 12 u 11 horas por noche. ¿Qué dicen los científicos de esto?

Contrasta con las afirmaciones procedentes del mundo de la política y la tecnología donde se aforma sin empacho que las horas de sueño son una anomalía evolutiva, que las únicas horas útiles son las que uno se pasa trabajando. Solo que para ser creativo en el trabajo o rendir en él hay que dormir. La Primera Ministra britanica Margaret Thatcher se jactaba de dormir muy poco y acabó falleciendo de Alzheimer

NATIONAL GEOGRAPHIC ha publicado recientemente un reportaje extenso sobre una chica de 21 años que ha recibido un transplate de cara. Carmen Carleton es otra de esas personas. Háblanos de ella y del Proyecto Resiliencia.

Para el episodio sobre la Resiliencia busqué a personas que hubieran sufrido traumas espectaculares. Carmen Tarleton entraba dentro de ese perfil porque su marido había intentado estrangularla. No quiero entrar en detalles, por respeto a Carmen. Cuando todo terminó ella estaba en coma, y el hijo de puta había quimado su piel y su cara con un limpiador industrial y la había golpeado.

Carmen permaneció en coma tres meses pero en cuanto se despertó sorprendió a todos por su carácter positivo. Ella tomó el control de su vida y hasta tenía interés por los detalles técnicos de su transplante facial. Se hico amiga de la hija de la mujer cuya cara llevaría a partir de la agresión.

En cuanto el Proyecto Resiliencia, no tiene nada que ver con todo lo anterior. Busca gente con genes que pudieran provocarles situaciones que normalmente los matarían, pero por alguna razón, no solo las aceptan, sino que se adaptan a ellas. Por ejemplo, si padeces  fibrosis quística puedes contraer alzheimer a una edad más temprana. Pero hay gente estudiando cómo conseguen esos organismos que las combinaciones genéticas y bioquímicas letales no se desarrollen. Esa gente está fascinada por tener un sistema genético que pueden protegerles contra las enfermedades que una mala combinación genética pueda ocasionarles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario