sábado, 30 de abril de 2016

Aparece un tesoro romano en una canalización en Sevilla.

Unas obras de canalización en el municipio sevillano de Tomares ha sacado a la luz un tesoro de 19 ánforas llenas de monedas romanas del Bajo Imperio Romano acuñadas entre los siglos III y IV, según comunica Ana Navarro, directora del Museo Arqueológico de Sevilla, donde han sido depositadas las piezas. Aparecieron en el Parque del Olivar de Zaudín, en Tomares, un municio situado a 10 kilómetros de Sevilla. En total son 600 kilos de monedas de bronce.
"Tiene toda la pinta de ser un tesoro de la época tetrárquica, de los primeros años del siglo IV", indica Cepeda. A finales del siglo II y principios del siglo IV el Imperio estaba gobernado por ciuatro hombres: Diocleciano - que organizó la segunda persecución de los cristianos-, Maximiano, Galerio, y Constancio Cloro. "Es cuando el Imperio se recupera de la crisis del siglo III antes de su desaparición en Occidente en el siglo V por las invasiones bárbaras", explica el arqueólogo vizcaíno Juan José Cepeda, que ha publicado un estudio de referencia sobre la moneda romana del siglo IV.
Las 19 ánforas de Tomares estaban en un habitáculo subterráneo cubierto intencionadamente con ladrillos y material de relleno. "Una de las monedas identificadas es un nunmus acuñado en Roma entre los años 303 y 305. Si todas las monedas fueran como esa, estaríamos hablando de un tesoro de un total de 60.000 o 70.000 monedas.
"En 260, en la epoca del emperador Valeriano, se desató el caos absoluto en el Imperio, con ataques de los bárbaros por todos los lados. Pasaron 25 años hasta que el Imperio tomó un poco de aliento y se dividió en varias partes para poder resistir mejor a los diferentes enemigos. En ese momento, para poder pagar con más celeridad a las tropas y pagar chantajes a los jefes bárbaros para que no les invedieran, fueron surgiendo poco a poco cecas. Al final, las soluciones de mergencia se tradujeron en una nueva forma de gobernar, la de la tetrarquía de la época de Diocleciano", me explica un historiador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario