miércoles, 20 de junio de 2018

Los caballos que no lograron escapar de Pompeya.

Publicado el 24 de mayo de 2018 por Kristin Romey.

Recientemente se ha encontrado un caballo atrapado en las cenizas de una villa suburbana de Pompeya. Era solo la punta del iceberg. Una semana después, los arqueólogos encontraban al menos tres caballos más. Perecieron en el establo de la villa durante la erupción volcánica del Vesubio del año 79 después de Cristo.

Al menos dos de los animales estaban enjaezados y posiblemente preparados para huir con sus jinetes al galope cuando fueron alcanzados y achicharrados por los flujos piroc´lásticos que se precipitaron por Pompeya causando gran mortandad después de la medianoche.

A finales del siglo XIX, los arqueólogos desarrollaron un método de inyección de yeso en los huecos dejados bajo las cenizas volcánicas por los cuerpos en descomposición . Se han rescatado las "estatuas" de innumerables seres humanos y los del perro guardián Ferox, pero es la primera vez que se rescata un cuerpo de un mamífero tan grande como lo son los caballos.

Cerca aparecieron las patas de otro caballo. Se podría hacer rescatado el cuerpo completo pero el hueco fue destruído por los tombaroli, profanadores de yacimientos arqueólogicos a ueldo de la Camorra que buscan antigüedades que colocar en el marcado negro. Los huesos de un tercer caballo también sifrieron los daños de este grupo de expoliadores.

La evidencia de trozos de bridas y correajes indican que olos caballos fueron usados para huir de Pompeya.

Los hallazgos están enmarcados dentro de las operaciones arqueológicas desiganadas en la Operación Artemisa. Esta consiste en la excavación de la villa de la zona Civita Giuliana, fuera de las murallas de la antigua Pompeya. Los investigadores detectaron túmeles excavados por los tombaroli, así como el robo de una pintira con frescos sobre el mito de Artemisa. La Operación para detener a los ladrones, los intermesierios y los peristas estaba dirigida por la gendarmería nacional de Italia, los Carabieros.

En el curso de la operación, a principios de 2015, se detuvo a 140 sospechosos - tombaroli, comrciantes y miembros de la Mafia- en incursiones simultáneas al alba en 22 provincias italianas. Se recuperaron 2.000 artefactos antiguos, incluidos jarrones, monedas y fragmentos arquitectónicos excavados ilegalmente.

martes, 19 de junio de 2018

Excavaciones arqueológicas para descubrir el pueblo Calusa.

Publicado el 13 de junio de 2018.


En febrero de 1566, el cacique Caalus se sentó en su trono y observó una procesión de extraños hombres marcharse hacia su casa. Se trataba de los exploradores españoles.

El almirante español Pedro Menéndez de Avilés había reunido a 200 soldados, artilleros, trompetistas, pífanos y un enano. El enano era un talentoso cantante y bailarín. Subiieron a la cina de Mound Key, Florida, con las mechas de los mosquetes encendidas y un texto bíblico en exhibición para tratar de impresionar al monarca Calusa que gobernaba gran parte del sur de Florida en ese momento.

En 2018, los arqueólogos dicen que encontraron las primeras huellas concidas del edificio donde tuvo lugar la reunión. Las reconstrucciones indican que era tan impresionante como lo que describieron los escribanos de la expedición: una casa real que poía albergar a 2000 personas.

Anunciado este mes en la revista de Arqueología Antropológica, el descubrimiento de la casa real ofrece una nueva visión de la vida del pueblo de los Calusa, que desafía las expectativas antropológicas tradicionales mediante la creación de una sociedad compleja que no se basaba en la agricultura.

"Los Calusa eran una sociedad de cazadores y recolectores que alcanzó una complejidad social inusual", dice el co autor del estudio William AMarquandt, conservador de arqueología y etnografía en el Museo de Historia Natural de Florida en Gainesville.

La mayoría de las sociedades complejas dependen de la agricultura para crear excedentes alimantarios que respaldan una gran población y una mano de obra especializada. Los Calusa, sin embargo, pescaban peces como salmonetes, tiburones, tortugas, moluscos y otros animales en las costas, estuarios y manglares alrededor de sus aldeas.

Complementaban esta dieta piscívora con carne de ciervo y de ave. Recolectaban plantas, pero no las cultivaban fuera de los huertos familiares pequeños donde se abastecían de chiles, papayas y calabazas.

Sin embargo, en el siglo XVI, la cultura Calusa tenía unas características que serían más comunes en una sociedad agrícola: sacerdotes especializados, un ejército entrenado,una red de canales, extensas rutas comerciales y un rey que recibía los tributos de más de 20.000 personas

El equipo arqueológico dirigido por Víctor Thompson, de la Universidad de Georgia está excavando en la isla de Estero Bay, justo al sur de Firt Myers, Florida.

El equipo reconstruyó la casa del rey en su mayoría a través de los agujeros de los postes y las zanjas de cimentación dejadas en Mound Key. Se propone que la mansión ocupara toda la cima del monte más alto de la isla, conocido como el Montículo 1. La estructura, ligeramente ovalada, tenía casi 80 pies de largo, 65 pies de ancho y estaba sujeta por nos 150 postes individuales de madera.

Además, la estructura palacial se construyó en tres fases durante un largo periodo de tiempo, empezando las obras en 1000 despues de C, lo que nos habla de una poderosa dimastía que gobernó hasta la llegada de los españoles. Peqeños fragmentos de madera encontrados durante la excavación sugieren que el edificio estaba hecho con madera de pinos cuyos trancas llegaron desde el continente.

Tompson tambiñén está excavando partes de la isla que podrían ofrecer más pistas sobre la interacción entre los Calusa y la expedición española. Los historiadores saben por las crónicas que los españoles tenían allí una pequea fortaleza que contenía la misión de San Antón de Carlos, la primera misión jesuíta en lo que actualmente son los Estados Unidos.

lunes, 18 de junio de 2018

Por qué es un buen momento para visitar Gizeh.

El arqueólogo Yukinori Kawae  se ha hecho un nombre explorando los recovecos arquitectónicos de las piramides y las mástabas de la meseta de Gizeh, a las afueras de El Cairo, Egipto. Los investigadores han descubierto hace poco na habitación sobre la Gran Galería de la pirámide. Sugiere visitar las pirámides durante el Solsticio de Verano (21 de junio) porque el Sol se sitía entre las pirámides creando el sigo "Akhet", que significa "horizonte".

GRAN PIRAMIDE.

Terminada alrededor de 2500 a de C para el faraón Khufu, esta pirámide contiene la "primera cámara funeraria de granito en la historia del antiguo Egipto", dice Kawae. Los obreros habrían tardado en construir la estacia unos 27 años, lo que duró el reinado de Keops.

LA ESFINGE.

Desde la Gran Prámide, es un corto paseo por la meseta arenosa llegar hasta la Esfinge, una de las estatuas más antiguas del mundo. Kawae nos recomiendo caminar entre las patas dela estructura de hace 4500 años para encontrar una losa de piedra vertical. Los jeroglíficos tallados en esta "estela de los sueños" cuentan la historia del príncipe que hizo un pacto con Ra para convertirse en el faraón Tutmosis IV.

LAS MASTABAS.

Las mastabas son tumbas escalonadas de techo plano. Kawae nos recomienda la de la nieta del faraón Khufu, Meresankh III. Situada en la necrópolis oriental dela mesea junto con una capilla de roca, la tumba está bien conservada. Fue descubierta por los arqueólogos en 1927. "Es el lugar donde la familia del faraón Keops fue sepultada", dice Kawae.

domingo, 17 de junio de 2018

Un matrimonio británico hace experimentos de conservacionismo en un viejo castillo.

El Castillo Knepp es una antigua finca agrícola de 3500 acres de extensión. Durante 35 años estuvo dedicada a la agricultura intensiva y al pastoreo de ganado vacuno y ovino. Es un castillo que ha pertenecido a los antepasados de Isabella Tree desde el siglo XVIII. La mujer, junto con su marido Charley Burrell, deciden en 2001 permitir que la naturaleza siga sus procesos naturales, ya que el uso abusivo de productos químicos, el hecho de que no es muy buena idea arar en un terreno arcilloso y lo sucedido con los bosques cercanos estaba destrozando la propiedad. Tras diez años de un proceso llamado rewilding han vuelto tras una ausencia de décadas a oírse los trinos de los ruiseñores y el revolotear de las mariposas moradas.

Para leer:
WILDING (Isabella Tree).

Háblanos de vuestra experiencia en el Castillo Knepp.

Estamos en West Sussex. a unos 44 kilómetros al sur del centro de Londres. Durante generaciones mi familia ha estado desarrollando un proyecto de ganadería intensiva de arables y lácteos, hasta que en 2000 vimos el deterioro de la finca y nos embarcamos en un proyecto de rewilding. Se trata de restaurar algunos procesos naturales en el paisaje, algo de dinamismo, demodo que la natuleza empiece a funcionar correctamente por sí misma con la mínima intervención humana.

Empezásteis con lo de la conservación de la naturaleza cuando vísteis el efecto que tenían vuestras prácticas en un viejo roble que hay frente a vuestra mansión.

Es conocido como el roble Knepp y ya estaba allí durante la Revolución Inglesa del siglo XVII. Tiene unos 500 años. Pero mi abuelo vio que empezaba a partirse por en medio. Durante la Segunda Guerra Mundial las tropas canadienses instaladas en la finca tuvieron la bondad de amarrár el roble con cadenas de amarrar carros de combate. Pero en 2010 el apaño ya no funcionaba.

Le tenemos mucho cariño a ese roble así que consultamos con Ted Green, el administrador de robles en el Gran Parque de Windsor. Nos dijo que el roble estaba bien, solo necesitaba una buena poda. Luego examinó Repton Park, el robledal cercano, con árboles de 400 y 300 años. Nos dijo que habíamos hecho mal las cosas. Habíamos arado hasta los límites de los troncos, aplicado productos químicos en demasía, y nuestro ganado había compactado el suelo con sus pezuñas. Ha de recordar, señor Worrall, que la finca se encuentra sobre un terreno arcilloso y que las raíces no son muy profundas. Green dijo que a la finca le quedaban unas 100 cosechas hasta quedar completamente yerma. Nos pusimos muy tristes, pero mi marido Charlie y yo amamos este rinconcito de la campiña inglesa, así que abrazamos el conservacionismo.

Dices en el libro que tu finca es un santuario para los ruiseñores. ¿Cómo lo habéis logrado?

Dejando crecer los matorrales espinosos que les gustan. En 2002 no teníamos ningún ruiseñor en la propiedad. En 2012 había 32 machos haciendo su reclamo nupcial.

El número de ruiseñores en Gran Bretaña ha caído más del 90 % en todo Reino Unido desde la década de 1960. Es un ave canora en peligro crítico pero si todos dejamos crecer algunos arbustos espinosos a lo mejor se salva. Eso espero.


sábado, 16 de junio de 2018

Esto lo han escuchado los facultativos de los ambulatorios.

  • Yo siempre me he curado las heridas con gasolina.
  • Me encanta la leche con cacao pero la vomito. A ver si soy lactante.
  • El estómago lo tengo más alto que una persona normal.
  • Me ha dado un desmayo de conciencia.
  • Para mí que fueron los pimientos asados.
  • Me pica al orinar, pero el otro agujero.
  • Tengo una glándula en el estómago que es la que me pone gorda.
  • Hágame un análisis para ver si por fin soy esteril.
  • Me lavento con la tensión baja, pero bebo un trag de coñac y se me regula.
YO VENGO DE URGENCIAS. (Fernando Fabiani)
Editorial Ramdon House.
Recopilación de anécdotas escuchadas en los servicios de urgencias a los profesionales de la salud.

viernes, 15 de junio de 2018

La epidemia mortal de baile de 1518.

La misteriosa epidemia comenzó en Estrasburgo en julio de 1518, cuando una mujer llamada Troffea comenzó a bailar en una de las calles de la ciudad. Una semana después ya eran ocho los bailarines, y para agosto ya hablamos de 400 danzantes descontrolados. Los sermones de los curas, los bandos municipales y los escritos del médico y alquimista Paracelso han permitido reconstruir este extraño acontecimiento cuya final fue la muerte de  muchos de los danzantes.

Durante aqullas semanas murieron 15 personas al día por simple agotamiento, derrame cerebral o por infarto. Las personas no podían dejar de danzar, retorciéndose de dolor, mientras suplicaban que los ataran. Cuando varios mocetones sujetaban a uno de los bailarines se calmaba, pero cuando lo soltaban volvían los dolores y la necesidad de bailar.

Las autoridades construyeron un tablado donde los bailarines podían desempeñarse a su gusto. Algunos las molestias les duraban dos días, pero la gente seguía creyendo que estaban apestados por lo que seguían bailando. Muchas de las personas caían muertas por el sobreesfuerzo. Los que dejaban de moverse quedaban paralíticos. Para septiembre no se dieron nuevos casos, según el historiador británico John C. Waller en su libro UN TIEMPO PARA BAILAR, UN TIEMPO PARA MORIR. LA EXTRAORIDINARIA HISTORIA DE LA PLAGA DE BAILE DE 1518 (2008)

¿Cuál fue la causa de este fenómeno? Una teoría apunta a una intoxicación colectiva por productos psicoactivos del hongo del cornezuelo, que crecen en granos de trigo, cebada y centeno. Se trata de la ergotamina, cuya estructura está relacionada con el ácido lisérgico (LSD). Waller sospecha que la epidemia pudo deberse a un episodio puntual de extrema hambruna, una de cuyas consecuencias fueron unas fiebres altas y los movimientos descontrolados de los afectados.

Hubo otra epidemia mortal de baile en Bruselas en 1564 y de la que tenemos testimonio gracias a un grabado de Pieter Brueghel. Después del años 1600 ya no se sabe más de esta  misteriosa enfermedad, conocida desde el siglo VII como "el baile de San Vito". Algunos de los afectados chillaban de terror e invocaban a Dios y al diablo.

jueves, 14 de junio de 2018

Aparecen tres cadáveres muertos en una incursión goda.

Publicado por Sarah Gibben el 5 de junio de 2018.

Los excavadores de Bulgaria descubrieron los restos de tres personas con 1.700 años de antigüedad, un niño y dos adultos.Murieron de forma violenta. La arqueóloga Elena Boxhinova del Museo de Arqueología de Plovdiv encontró los restos en el sitio de una antigua ciudad llamada Filipópolis cerca de la actual Plovdiv, Bulgaria.

Según el equipo, el descubrimiento de los esqueletos probablemente esté relacionada con la antigua nvasión gótica en la región. Aunque la evidencia de los ataques godos ha sido documentada ampliamente, Bhozinova dice que encontrar restos esqueléticos es extraordinariamente raro.

Los tres cuerpos muestran signos de haber muerto achicharrados en un incendio. Uno de los cadáveres pertenecía a una mujerporque todavía llevaba unos brazaletes de bronce. Cerca de los huesos del otro adulto, los arqueólogos encontraron seis monedas y una estatua de broce que representa el cuerpo desnudo de la diosa romana Venus con un collar de oro.

Dentro del esqueleto del niño, se encontró una punta de flecha, sugiriendo un final violento.

"La posición estratigráfica de la casa quemada y los artefactos encontrados sugieren que el incendio ocurrió a mediados del siglo III, cuando la ciudad fue conquistada por los godos", dice Bozhinova.

Los godos son un pueblo germánico que presionaron el Imperio Romano durante los siglos finales y que llegaron a saquear Roma a las órdenes de Alarico en 410.

Invadieron Filipópolis en 251. quemando gran parte de la ciudad. Esta población se considera una de las ciudades más antigas de Europa y había existido varios siglos antes de la conquista del territorio por el Imperio Romano. Más tarde, se convirtió en una provincio del Imperio Otomano.

El equipo de arqueólogos está excavando restos enterrados de edificios de ladrillo y de piedra levantados entre los siglos II y IV. Junto con los esqueletos, encontraron una calle principal que probalemente estaba flanqueada por casas y tiendas y un arco monimental.