martes, 9 de diciembre de 2014

INTERSTELLAR, de Cristopher Nollan.

Algún momento de finales del siglo XXI. Parece que se acerca el final de la vida en la Tierra, tal y como la conocemos. Un hongo que expele nitrógeno destruye las cosechas de los humanos. Las personas tienen que poner los platos boca abajo en las mesas de sus granjas para que las sucesivas tormentas de polvo les permitan usarlos más de una vez.
Cooper (Matthew Mc Conaghew) es un piloto de pruebas de la oficialmente desaparecida NASA, que tiene que criar dos hijos en ese mundo agonizante. Se ofrece voluntario para una misión: buscar planetas habitables en otra dimensión. El problema es que una cosa es salvar la Humanidad en abstracto y renunciar a todo lo que conoce y otra es salvar a personas como su hija Murph, que a la postre será la que encontrará el medio de evacuar la Tierra.

Critica:
La película es lenta. Dura casi tres horas y apenas pasa nada de importancia de un momento para otro, aunque la acción no está ausente de la trama. Juega con la idea del tiempo, tanto en su duración (muchos años, pocas horas) como en su orden (presente, pasado). Ese es un punto novedoso en la trama.

Para ver: 
https://www.youtube.com/watch?v=9Lk6A_tq3DA
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario