jueves, 28 de julio de 2016

Cuando los emigrantes fueron europeos.

Fue una de las grandes migraciones de la historia humana. Desde 1846 a 1940, sobre unos 55 millones de europeos hicieron sus maletas y charon raíces en otro lugar, la mayoría en los Estados Unidos y Sudamérica. Algunas regiones quedaron vacías, obligando a los gobiernos del Viena y Praga a usar la propaganda - y los correctivos penales - para prevenir lo que llamaban "fiebre ameericana". Pero la historiadora Tara Zhara, la escritora del libre "EL GRAN ÉXODO: MIGRACIONES EN MASA DESDE EL ESTE DE EUROPA HACIA EL MUNDO LIBRE nos dice que las calles de America no estaban enlosadas con placas de oro y muchos de ellos regresaron a casa, desilusionados.

La escala de esta migración es sorprendente. Háblanos de cifras.

Fue extraordinario. La gente hablaba en su correspondencia de pueblos en los que vivían solamente las mujeres y los niños a la espera de las remesas monetarias que los hombres enviaban desde el continente americano. Entre 1880 y 1940, alrededor del 5 millones de personas se fueron a América, lo cual es el 7 o el 8 por ciento de la población. Un montón de emograntes venían de las partes más pobres, como Galitzia, que actualmente ocupa el este de Polonia y una parte de Ucrania, o el sur de Hungría. Eran zonas donde había superpoblación y los padres no tenían un medio de garantizar la supervivencia de los hijos mediante un repartoequitativo de las herencias.

Hoy, una oleada de inmigrantes de guerra están llegando - los que llegan- a Europa desde Siria e Irak. ¿Qé paralelismoshay con la migración en masa desde el este de Europa?

Hay muchos paralelismos. Vemos crear zonas para retener a los nomadas recién llegados entre alambradas, como las habilitadas entre Grecia y Macedonia en las fronteras con Hungría y Serbia, de donde los emigrantes no pueden salir libremente. Esto es lo que sucedió con los emigrantes judíos que huían de los territorios controlados por los nazis, ante los rumores de guerra en 1938-39, cuando eran expulsados de sus países y no se le dejaba entrar en otros.
El juego sucio de los estados represores es introducir agentes agitadores entre las masas desesperanzadas y organizar levantamientos que justifiquen el uso de la fuerza por parte de las fuerzas del orden.

Hás hablado del problema de los judíos a mediados del siglo XX. ¿Puedes decirnos más?

Una de las cosas que me sorprendieron es que entre las masas de personas que se desplazaron los judíos son solamente el 4 o 5 por ciento de la población que salió desde Europa del Este. Tienes un cuadro totalmente diferente, tanto en la Rusia zarista como en la Unión Soviética, por culpa de los sucesivos progromos. 2,7 millones de Judíos huyeron de Rusia para salvar sus vidas.
Durante el siglo XX, los gobiernos empezaron a usar los cupos de permisos de emigración como un arma social, y empezaron a decir que había "un exceso de judíos", especialmente en Polonia y que debería forzárseles a emigrar.
En 1930, una especie de consenso entre las fuerzas políticas, con excepción de los socialistas, creían que los judíos debían irse. En Estados Unidos, Franklin Delano Rooselvelt creía que el llamado "problema judío" no sólooatañía a los que estaban en los territorios controlados por los nazis, sino a todos los judíos entre el Rhin y la frontera rusa. Unos 7 millones de personas.

Los diplomáticos querían reubicar a los judíos en sitios como Madagascar, la República Dominicana, etc...

Rooselvelt incluso consideró Angola. En la República Dominicana, el dictador Trujillo quería limpiar su imagen tras una campaña contra la población negra y las autoridades de Haití. Hubo una vergonzosa discusión en las altas esferas sobre si los judíos eran "negros" o "blancos". ¿Podrían resistir el clima tropical?
El lugar propuesto por los nazis, antes de que germinara en su cabeza la idea del exterminio, era reubicarlos en Madagascar. Polonia staba encantada por la idea, así que mandaron una comisión a investigar las posibilidades de la isla africana.

La Estatua de la Libertad daba la bienvenida "a los cansados, a los pobres, a los desesperados". Pero eso no es mas que propagandismo, ¿verdad?

Sí y no. Alguna gente vino, trabajó duro y prosperó. Otros se fueron más cansados, y tan pobres y desesperados como vinieron. De hecho, parte de lo que estimuló el movimiento anti- emigración en Europa fueron los testmonios de emigrantes retornados de que las familias eran divididas, los niños apartados de sus padres, los hombres explotados por las clases adineradas, y las viudas abandonadas o obligadas a volver solas a Europa, sin nadie que cuidase de ellas.

Las potencias occidentales criticaron a los gobiernos comunistas durante la Guerra Fría por no permitir desplazarse libremente a sus ciudadanos. Eso en realidad era una muestra de hipocresía, ¿verdad?

Durante el periodo estalinista, estas críticas eran frecuentes porque las autoridades aduaneras sabían que muy pocas familias de Europa del Este tenían los recursos para marcharse.
Las agencias de Inteligencia, como la CIA, decía que muchos de los refugiados de Europa del Este podían ser en realidad espías. Esta idea propagandística, hacía que los aduaneros y los consulados denegasen el status de refugiados a personas que habín militado en organizaciones militares comunistas, cuando en Europa del Este te podías meter en problemas si tus hijos no eran miembros de ellas.
En el Periodo Socialista Tardío,de 1960 a 1991, países como Yugoslavia, Polonia, y Hungría permitieron viajar a sus ciudadanos viajar de forma permanente a los países del bloque capitalista con más frecuencia. De repente, estas personas ya no eran refugiados políticos ni espías. Eran unos aprovechados que venían a beneficiarse de las infraestructras y de los sistemas de seguridad social que sus países de origen no habían sabido crear

Creo que Zhara no es un apellido anglosajón, por lo que vienes de una familia de inmigrantes, ¿no es así, Zhara?

Coo la mayoría de las familias americanas, tenemos una historia de emigración. Mi padre vino a Estados Unidos desde los restos del Imperio Otomano a principios del siglo XX. En realidad, somos judíos sefarditas, por lo que mis antepasados emigraron a Oriente Medio desde España a finales del siglo XV.
Me interesé por la historia de las migraciones tras leer sobre un proceso judicial público a un "grupo de agentes de viajes" que incitaban a los polacos a emigrar y luego los abandonaban a su suerte o los entregaban a auténticos explotadore. Hoy los llamaríamos tratantes de personas. El juicio se celebró en 1889 en la población polaca de Wadowice. Los acusados eran judíos, y Wadowice estaba cerca de Oswiecin ( el Auschwitz alemán). Era una época en que el nudo ferroviario que comunicaba los trenes rusos, prusianos, y los del Imperio Austrohúngaro se encontraba en Oswiecin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario