jueves, 21 de julio de 2016

Toda la verdad sobre las amazonas.

Si leemos con atención los clásicos grecolatinos, veremos que los helenos tenian una serie de tópicos sobre estas mujeres guerreras. Algunos eran ciertos, y pudieron observarlos a simple vista mientras comerciaban con los pueblos del Mar Negro y del Caúcaso. Otros no lo son.
Sabemos por ellos que las amazonas llevaban pantalones, se hacían tatuajes y montaban a caballo, lo cual es rigurosamente cierto. Otras cosas sí que no lo son como que vivieran en comunidades formadas únicamente por mujeres, que fueran lesbianas, que se cortaran un pecho para tirar mejor con arco o que matasen o castrasen a los niños tenidos en sus relaciones sexuales esporádicas con los hombres.
Los griegos eran una sociedad machista y patriarcal y no veían con buenos ojos el papel de las mujeres en las sociedades tracias y escitas,donde compartían la responsabilidad de traer alimentos por medio de la caza y defender los intereses del clan en la guerra.
Aquiles lucha durante la guerra de Troya contra la reina Pentesilea. El adalid de los aqueos le dedica sus peores estocadas hasta que la hiere de muerte. Una vez en el suelo ayuda a Pentesilea a quitarse el yelmo y comprueba que era una mujer hermosa. Cae rendidamente enamorado. Esto es típico en los mitos griegos. Laas amazonas han pecado contra los dioses al arrogarse un papel masculino como el del guerrero y hay que castigarlas mientras todavía son fuertes. Debilitadas, ultrajadas por la violación o moribundas, recuperan su condición femenil, y son merecedores de respeto. Teseo y Hercules fueron otros semidioses que lucharon también contra estas guerreras.
En las excavaciones de los kurganes, unos montículos funerarios que se encuentran entre las costa del Mar Negro hasta Mongolia se han encontrado restos de gobernantes escitas. Hay cuerpos masculinos y femeninos. Se da la casualidad de que un tercio de las mujeres han sido enterradas con un ajuar que incluye armas.
La palabra "amazona" fue inventada por el historiador griego Helánico en el siglo V a de C. Es poco probable que se denominasen a sí mismas de ese modo, pero la ciudad de Atenas estaba patrullada por una fuerza policial escita, así que es probable que Helánico interrogase a uno de estos hombres. Los lingüistas dicen que la palabra puede tener unas raíces iránias o caucásicas.
De hecho si se echa un detallado vistazo a los objetos ornamentales que han superaro los 2500 años vemos jarrones con representaciones de estas mujeres. En 1300 casos están luchando contra los hombres. Solo en dos o tres casos se las muestra rendidas pidiendo clemencia por sus vidas. Las mujeres tenían estuches de cosméticos con imágenes de amazonas vestidas con pantalones o montando a caballo. El caso es que no se sabe de ninguna mujer griega que quisiera montar o usar unos pantalones lo que nos habla bien del machismo y del chovinismo de las sociedades ateniense o tebana.
Se representaba artisticamente a Medea, una hechicera y princesa de la región del Mar Negro, amante de Jasón y asesina de sus propios hijos, con pantalones. También los llevaba la princesa asiria Semiramis. El pantalón era una prenda común y unisex entre los escitas y los persas, que facilitaba montar a caballo y poder, así, pastorear el ganado.
En el mito de Jasón y los Argonautas - entre los que se encontraba Hercules- los semidioses navegan por el Mar Negro y hacen escala en la Isla de Ares o Isla de las Amazonas. Visitan las ruinas de un templo y un altar donde las mujeres armadas del lugar sacrifican caballos a sus propios dioses. El lugar ha sido identificado y excavado por arqueólogos turcos.
En cuanto al mito de que mataban a sus hijos, es totalmente falso, y está diseñado para denigrar a las mujeres que osen arrogarse un papel masculino como el de portar armas. En realidad lo que hacían era intercambio de niños con otros clanes para evitar los peligros de la consangüinidad.
En la región del Caúcaso nos encontramos con las actuales mujeres peshmenrga kurdas, que usan fusiles de asalto. Y en la televisión nos enontramos con la serie de los 90 "Xena, la princesa guerrera". Xena no usa pantalones pero parece buena con los puños, en la lucha cuerpo a cuerpo, y con la espada. Su relación ambigua con su compañera de aventuras Gabriel, nos lleva a pensar en el baldón de lesbianismo que inundó la literatura griega sobre estas mujeres.
Las mujeres arqueras están presentes asimismo en "Los Juegos del Hambre" o en "Brave", una producción de Disney.

PARA LEER:
Las amazonas, de Adrienne Mayor.



La actriz Lucy Lawless interpreta a Xena. Lo que lleva en la mano es un Chakram, un arma arrojadiza de La India.

No hay comentarios:

Publicar un comentario