lunes, 26 de septiembre de 2016

Curiosidades históricas sobre las enfermedades.

1) Es posible que el saturnismo (envenenamiento por absorción de plomo) esté detrás del comportamiento desequilibrado de algunos emperadores romanos. Las cañerías que llevaban el agua a los baños de los patricios eran de plomo. Para empeorar las cosas echaban limaduras de  plomo al vino para endulzarlo. Y para colmo, el plomo era la base de las mascarillas faciales de las matronas.

2) María I Tudor, reina de Inglaterra, padeció dos embarazos psicológicos. Al poco de casarse con el principe Felipe de Habsburgo, el futuro Felipe II, tuvo uno de estos ataques, atribuidos a quistes ováricos o a una retención patológica de líquidos. Al cabo de nueve meses la hinchazón en el vientre desapareció, sin parto alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario