martes, 27 de septiembre de 2016

El bisonte vence a las excavadoras.

El macizo de Alkerdi es un verdadero laberinto de cuevas, sumideros, simas y dolinas en el extremo pirenaico de Navarra. Hasta esta semana, los arqueólogos habían explorado el conjunto ignorando las señales de arte parietal paleolítico situadas a 25 metros de profundidad por debajo de una cantera para extraer mármol. Sin embargo, las explosiones de los barrenadores han estado a punto de destruir el conjunto, muy similar al encontrado en Alkerdi I.
Las primeras voladuras empezaron el 15 de julio de 2014, y desataron una campaña entre los vecinos de Urdax, en el Baztán. Tras una dura campaña de informes y contrainformes, los vecinos de Urdax, unidos bajo la dirección de la plataforma SOS Alkerdi, presionaron a las instituciones, especialmente al ministerio de Industria, que encargó un estudio preliminar al Instituto Aranzadi.
Durante esta espedición, los arqueologos del grupo Satorrak y el arqueólogo Jesús Tapia distinguieron puntos rojos y manchas negras en el interior de la cavidad Alkerdi II. Se solicitó la intervención del experto en arte parietal Jesús Garate. El prehistoriador descubrió un bisonte y otra animal más deteriorado a solo 24 metros de donde estaban trabajando los operarios de las excavadoras.Las pinturas rupestres son 10.000 años más antiguas que las de Altamira.
Las obras se han paralizado para disgusto de los operarios de la cantera que ven peligrar sus puestos de trabajo. "¿A quién le importan unos bichos pintarrajeados que no va a ver nadie,
puesto que las cuevas no van a ser abiertas al público? Al Gobierno deberíamos importarle más los vivos del siglo XXI...", dice uno de los trabajadores.
Pero a pesar de que el plan urbanístico prohibía toda actividad que no fuera arqueológica en las cuevas Zelaieta II y III ( destruidas entera o parcialmente por la cantera), Industria respaldó a los extractores de mármol. En este caso no se realizó ninguna exploración espeleológica ni arqueológica. "Es imposible cuantificar cuánto patrimonio perdimos", denuncia la Asociación Aranzadi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario