sábado, 15 de octubre de 2016

Andy Warhol.

Por fin se publica en España la obra "América" de Andy Warhol, que persiguió y fotografió como nadie la celebridad. Desvela sus verdades y confiesa sus mentiras. Tras su máscara de hombre de  mundo había un pueblerino, pero también un tipo muy listo que reflexionó con enorme modernidad sobre su país y sus ídolos.

1966. Estamos en una fiesta organizada por el escritor Truman Capote. Ha invitado a 500 invitados en el gran salón de baile del Hotel Plaza de Nueva York.
Por allí cotilleando y sorbiendo de sus cócteles están Katharina Grahan, la editora del Washington Post; John Kenneth Galbraith ( econmista, embajador y consejero del presidente Kennedy); el modisto Oscar de la Renta; el prodctor de cine David O. Selnick; Rose Kennedy; los escritores Philip Rooth y Norman Mailer; Frank Sinatra. Y en un rincón, pensativo,con su copa de la mano, pero sin decidirse a tomar un trago, un hombre que se siente fuera de lugar. Es el artista pop Andy Warhol.
"Hay un momento en tu vida en que te invitan a la fiesta de las fiestas ( ) pero aún así nadie garantiza que no te sentrás como un completo idiota", diría de la experiencia. En su rincón, con su copa de la mano, Andy Warhol se preguntaba si esa sensación de soledad irracional la habrían tenido Pablo Picasso, Liz Taylor o la reina de Inglaterra.
"América" es un libro con las reflexiones de Warhol sobre la psiquis americana y la cultura pop. "De los Estados Unidos destaca su ansia de unión, su ambición ( es el único país que añade su contimente al nombre) y su acceso igualitario a determinadas cosas. Todos, desde la muy glamurosa Gloria Vanderbilt hasta el mendigo más solitario, beben la misma Coca Cola", puntualiza Warhol.
Ante la imagen de una mendiga desgreñada y sucia neoyorquina, Warhol dice: "El país es rico ( ) ¿Cómo podemos consentir que esto siga sucediendo?" Lo dice un hombre que compra y acumula cosas de forma compulsiva.
Aún así Warhol no deja de perseguir la popularidad. Él decía que en el futuro todos tendríamos quince minutos de fama. Solo que en su caso fueron más. Quizá para compensar su infancia en un pueblecito de Pittsburgh. Hijo de inmigrantes eslovacos, solo mantiene en secreto a su madre, a la que adora. Es una mujer que habla con un fuerte acento centroeuropeo. Tampoco quiere que se sepa de sus visitas a las liturgias de la Iglesia Católica Bizantina.
Fue director de cine, pintor, publicista, escritor, dramaturgo, fotografo, mánager del grupo musical Underground y de Lou Reed, inventor de la modernísima The Factory. Se convirtió en un símbolo de una América que se mantenía unida a través de sus propios símbolos como Marilyn Monroe, la Coca Cola, el billete de un dolar o las latas de sopa Campbell.
En 1968 recibe tres disparos por parte de una colaboradora de The Factory, la inestable Valerie Solanas. Esta mujer le había mandado el borrador de un relato, que Warhol extravió a drede, tras hacerle extravagantes promesas acerca de lo que haría con él. Ella entró en su despacho y le disparó dos veces. El tercer disparo,el más grave, lo recibiría Warhol mientras trataba de protegerse detrás de su despacho.
Valerie, autora de la revista feminista SCUM, donde tachaba a los hombres de mujeres incompletas, se entregó esa misma tarde a la policía. Diría a sus interrogadores que Warhol exigía demasiado de su vida y no daba nada a cambio. Saldría y entraría a partir de ese momento en instituciones psiquiatricas. Hasta su muerte.
En cuanto a Warhol sobrevivió. Moriría en 1987 durante el posoperatorio de una intervención quirúrgica rutinaria. Había cultivado tanto el culto a su personalidad, a su simbolismo, que sus amigos se sorprendieron de una muerte tan corriente. Esparaban algo más sonado.

Para ver:
Valerie Solanas ( interpretada por Lily Taylor) dispara contra Warhol y sus colaboradores en YO DISPARÉ CONTRA ANDY WARHOL (1996).
https://www.youtube.com/watch?v=Jw4by-DHSyE 

No hay comentarios:

Publicar un comentario