martes, 11 de octubre de 2016

El Capitán Trueno.

UNA EXPOSICIÓN ANALIZA LA RELACIÓN DEL COMIC CON LA LITERATURA Y SUS CRÍTICAS AL FRANQUISMO. "LA CENSURA LLAMABA TODOS LOS MESES".

El CapitánTrueno fue el gran héroe de los niños desde mediados de los años 50 hasta los 70, pero se convirtió en algo más que un comic sobre un caballero medieval: fue vehículo de entretenimiento y formación y portador de los anhelos de varias generaciones. "El personaje del dibujante Ambrós, con guión del comunista Víctor Mora, es el productor narrativo más importante en España entre 1939 y 1960, la edad de oro del comic español", dice el director del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Juan Barja.
EL CAPITÁN TRUENO. TRAS LOS PASOS DEL HÉROE es una exposición que recoge un centenar de dibujos, entre viñetas, cuadernillos y material autógrafo. Los hermanos Bruguera, editores de publicaciones infantiles, encargaron una serie de comics sobre un caballero español a Víctor Mora y a Miguel Ambrosio Zaragoza, alias "Ambrós". Los ejemplares se venderían al precio módico de 1,25 pesetas a la semana.
Los comics beben en varias fuentes vetadas a los niños de entonces por su precio, que superaba las economías familiares. Las sagas nórdias, los cuentos orientales de Las Mil y Una Noches, "Ivanhoe", los libros de Julio Verne - que estaban de moda en los 60- , el Moby Dick de Hermann Melville, los relatos fantásticos de Jonathan Switf, los viajes de Cristobal Colón y el Libro de los Maravillas de Marco Polo son solo algunas de ellas.
Para muchos niños, con un acceso limitado a las fuentes culturales, las andanzas del Capitán Trueno fueron la primera aproximación a imperios extraños, a arquitecturas de ensueño y a inventos extraoridinarios como las escafandras marinas, los globos aerostáticos y los robots.
Una de las cosas que más impacta es que Victor Mora hablaba de "guerra y represión" en 1962, cuando las autoridades franquistas llevaban solo 20 años en el poder. También choca que haya árabes como figuras positivas y algunos caballeros cruzados como villanos en un momento de exaltación y secuestro ideológico de la figura del Cid Campeador y de Santiago Matamoros. Otra de las cosas que chocaba es que Sigrid y Trueno, la pareja protagonistas vivieran un noviazgo independiente. No eran una pareja abierta, pero Sigrid gobernaba Thule sin interferencias masculinas de ninguna clase y Trueno salvaba a las personas oprimidas de diversas meneras, sin reproches por parte de Sigrid. En ninguna de las viñetas - por imposición de la censura - se besan pero los censores franquistas presionaban todos los meses a Mora para que casase finalmente al héroe. "Si se casa será el final de la serie, ¿quieren eso?", les preguntaba Mora con palabras amables.

Para ver:
La película EL CAPITÁN TRUENO Y EL SANTO GRIAL tuvo unos malos resultados en taquilla.
https://www.youtube.com/watch?v=6GAPmn8subI

No hay comentarios:

Publicar un comentario