miércoles, 14 de diciembre de 2016

La última novela de Ibón Martín nos habla de las brujas de Zugarramurdi.

El autor vasco publica "EL ÚLTIMO AKELARRE", una nueva entrega de las pesquisas de la escritora Leire Altuna y la ertzaina Ane Cestero.

La adaptación de una entrevista de Mario Garcia.

Estamos en el Parque Etxebarría de Bilbao, en lo alto de las escaleras de Mayona, donde se alza una enorme chimenea de ladrillo. De lo alto cuelga un joven estudiante de la Universidad de Deusto carbonizado. El comisario de Bilbao le adjudica el caso a la ertzaina Ane Cestero, quien pide ayuda a su amiga de casos anteriores, la escritora Leire Altuna. En el curso de la investigación se acercarán al mundo de las sectas destructivas y de los grupos neonazis. Pero Ane se acercará siguiendo una pista prometesora al pueblo navarro de Zugarramurdi. En esta localidad encontrará las claves para detener al asesino, será testigo de viejas rivalidades familiares y conocerá el único proceso contra las brujas que ha tenido lugar en España, concretamente en 1610.

En esta novela hay dos investigaciones separadas y un relato histórico contado por una quesera del siglo XVII.

Sí. La acción transcurre entre Bilbao y Zugarramurdi y las dos investigadoras trabajan por separado. El relato de la mujer del siglo XVII parece que no tiene nada qu ver con las dos tramas pero al final el lector descubrirá que está estrechamente relacionado.

¿Cómo te interesaste por la caza de brujas de Pierres de Lancre de 1610 y los Procesos de Logroño?

Cuando escribía libros de excursiones me invitaron a asistir a una de las representaciones de los akelarres que tenían lugar en las cuevas. Asistí al de 2005, que fue el último que se realizó. No se ha vuelto a repetir la iniciativa porque falleció de éxito. Zugarramurdi es un pueblo de tan solo 200 habitantes y el reclamo turístico superó sus espectativas.

¿Dónde te documentaste?

En el Museo de las Brujas. También los catredráticos de Historia de la UPV tienen bastante material. Además están los documentos escritos dee Salazar de Frías, un inquisidor bueno, que decía que la gente solo iba a desahogarse a los akelarres y que las brujas no existían mas que en la mente de los acusadores. Escribió a sus superiores de Toledo para indicar que el proceso de Logroño estaba plagado de irregularidades.

En Alemania la caza de brujas fue un golpe mortal a la demografía. ¿Cómo afectó demograficamentee las actividades de Pierres de Lancre a los pueblos del norte de Navarra?

Los despobló. Lagente se fue de la región por miedo a las autoridades civiles, por miedo a los clérigos y por miedo a las posibles denuncias de sus vecinos. En los procesos de Logroño se acusó a la mitad de los vecinos de Zugarramurdi, Xaretay Urdax, y desde Bera, Etxalar y Lesaka. Gran oarte de los detenidos por el Santo Oficio fueron condenados, 11 de ellos fueron quemados; muchos sufrieron penas de galeras ( la muerte al servicio del ejército), destierro o cárcel.

Describes las torturas del Santo Oficio.

Están documentadas. Los tormentos fueron más terribles de lo que mi pluma describe.

Tampoco ocultas en nombre de los inquisidores implicados.

He ocultado el de las víctimas pero no el de los inquisidores. Incluso nombro al gran instigador de la catástrofe, el abad de San Salvador, León de Aranibar. Este clérigo soltó la liebre por motivos personales.

También abordas el mundo de las sectas destructivas.

El método de recaudación de la que describo está basado en el de una secta estadounidense real. Los altos mandos de la secta convencen a los pobres adeptos de que el número del anticristo vive en los códigos de barras para que todo lo que se compren sea proporcionado por la secta. Y así hacen caja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario