miércoles, 28 de diciembre de 2016

LOS CRISTALES DEL UNIVERSO: COMO LAS DAMAS DEL OBSERVATORIO DE HARVARD TOMARON LA MEDIDA DE LAS ESTRELLAS, por Daba Sobel.

Este ensayo de Daba Sobel, una autora que ha escrito mucho sobre la Historia de la Ciencia, hace referencia a una serie de placas de cristal con negativos de las estrellas tomadas por mujeres entre 1870 y 1900. Durante ese periodo hubo un grupo de unas 20 mujeres trabajando en este observatorio, en una época donde se creía que las mujeres no estaban dotadas para las matemáticas en particular, ni tenían dotes de astrónomas en general. 
Por supuesto, el director del Observatorio de Harvard no estaba de acuerdo, y contrataba a todas las mujeres que le parecieron suficientemente cualificadas. Trabajaban siete horas diarias, seis días a la semana. El sistema segregaba a hombres y mujeres. En principio esas mujeres tenían que dejar el puesto cuando contraían matrimonio. Esto no cambió hasta los años 30 del siglo XX, pero incluso en esa epoca se casaban con astrónomos de la Institución
No fue hasta 1896 cuando se le permitió a Annie Jump Cannon ponerse al frente de un telescopio para clasificar las estrellas por su brillo. Jump Cannon era hija de un político y banquero de Delaware. Pero estudió astronomía y matemáticas en un collegue de Massachussets, en la costa Este. Una de las mecenas del Observatorio de Harvard, Catherine Wolfe Bruce, envió a Pickering, el director del Observatorio, un cheque de 50.000 dólares, para que se construyera un observatorio fotográfico en Perú cerca de Arequipa. Cannon aceptó dirigir las operaciones. El trabajo implicaba subir una ladera empinada y cabalgar cinco kilómetros hasta el pueblecito más cercano. Cannon tenía 60 años pero no desdeñó semejante esfuerzo para clasificar por brillo las estrellas del hemisferio Sur.
La labor que culminó con éxito Annie Jump Cannon había sido propuesto en la década de 1880 por un médico aficionado a la astronomía, Henry Draper. Este aficionado diletante se preguntaba, en una época en que el interés por las estrellas era puramente naútico, por qué unas estrellas eran más visibles que otras. ¿Por qué emitían luz cuando otros cuerpos apenas debían verse a simple vista? Ël y su esposa Ann Palmer Draper invitaron a 40 científicos a una cena donde presentó su idea de clasificar las estrellas por su brillo. Entrenó a su esposa como asistente y aceptó el patronazgo de Pickering. Cuando Draper murió sin haber terminado su tarea, su mujer tuvo que aceptar que el Observatorio de Harvard se adueñara del proyecto y destinara los fondos de mecenazgo a construir un Memorial en el Campus de la Universidad de Harvard para su marido.
Henrietta Leavitt descubrió la relación entre el periodo de luminosidad, que mide la distancia entre nuestro Sol y las estrellas lejanas, y nos llevó a la conclusión de que la Vía Lactea es una más entre las galaxias existentes en el Universo. Los astrónomos quieren llamar a sus descubrimientos Ley de Leavitt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario