lunes, 20 de marzo de 2017

Disfuncionalidades psiquiátricas. Lo que no funcionó.

LA HISTERIA:

La palabra "Histeria" proviene del griego: "Istera", "útero". Los griegos y los romanos creían que el útero era móvel y a veces, llevado por su necesidad de engendrar, se subía hasta el pecho de las mujeres haciénlas enfermar. Tal creencia duró hasta bien entrado el siglo XX. Los patólogos solían estimular a las mujeres con masajes o provocándoles un orgasmo. En 2017, la histeria se ha desechado de los DMS.

EPILEPSIA:

Hipócrates luchó contra la creencias extendida entre sus contemporáneos que era un castigo enviado por los dioses, sino que tenía una causas más físicas.

FRENOLOGÍA:

El doctor Franz J. Gall afirmó que cada habilidad mental tenía su correspondencia con una región neurológica concreta. Pero esto abrió las puertas a la frenología de Césare Lombroso según la cual el carácter y las tendencias criminales de un individuo podían determinarse por la forma de su cráneo. Causó brutales discriminaciones en los siglos XIX y XX.

INTELIGENCIA: CUESTIÓN DE RAZA.

Esta idea es de Paul Broca, un frenólogo francés. Broca relacionó el cortex con la capacidad de hablar, pero también concibió la monstruosidad de relacionar masa encefálica e inteligencia. Para ello decidió comparar los cráneos y los cerebros de razas que no habían alcanzado el desarrollo de los caucásicos blancos. Al principió relacionó la longitud de los brazos con la capacidad de alcanzar estructuras sociales civilizadas. Brazos más largos, mayor salvajismo. Pero nadie gana a un blanco caucásico a tener brazos largos, así que desechó la idea. También afirmaba que las mujeres eran inferiores al hombre.

DEPRESIÓN:

En tiempos de Hipócrates, los galenos decían que las enfermedades estaban causadas por el desequilibrio entre las cuatro sustancias primordiales: la sangre, la bilis negra, la bilis amarilla y la flema. Demasiada bilis negra causaba "Melancolía" (del griego, "bilis negra"). Por suerte pronto se descubrieron terapias y medicaciones para tratar la depresión.

LOCURA:

En el manicomio de Bedlam el público pagaba por ver a los locos. Por unas monedas el cuidador los ataba y azotaba. Estamos en Inglaterra y reina Isabel I Tudor.
En el siglo XX se inventó la lobotomía, que es anterior a una etapa en que se empieza a medicar a los enfermos mentales. La primera lobotomía se realiza en 1935. Incluso el patriarca de los Kennedy solicitó a un neurologo que le realizase una a su hija Rose Mary porque sus desequilibrios y su alta actividad sexual ponía en peligro las carreras de los hijos varones. La familia se arrepentiría del resultado toda si vida.
Las lobotomías dejaron de hacerse cuando los neurólogos comprobaron que el 6 por ciento de los pacientes no sobrevivían a la intervención, y que lo que sí lo hacían tenían las funciones mentales muy mermadas o les cambiaba el carácter, algo que las familias no deseaban. La última lobotomía se realizó en 1967.

No hay comentarios:

Publicar un comentario