martes, 25 de julio de 2017

Los laberintos.

¿Son símbolos mágicos? ¿Mapas del más allá? ¿Recorridos iniciáticos? Arqueólogos, historiadores y antropólogos tratan de averiguar qué hay tras los antiguos laberintos y qué llevó al hombre a crear estas arcaicas encrucijadas.

El concepto de laberinto está claro: puedes entrar pero una vez dentro es muy difícil orientarse y encontrar la salida. No se sabe dónde esta el primero, porque los más antiguos son petróglifos de piedra. Se trata de diseños circulares situados cerca de monumentos funerarios como Newgrange, en Irlanda, o Luzzanas, en Cerdeña-, que se habrían realizado entre el 2500 a de C y el 2000 a de C. En España el viajero se puede encontrar la Pedra del Labirinto de san Xurxo o la de Meis, en Pontevedra, fechadas en los años 900 a de C, y 500 a de C. En Italia el viajero hallará los petróglifos laberínticos de Camorica (550 a de C). En la mayoría de los países mediterráneos se han hallado estos símbolos datados entre el 1300 a de C y el 250 a de C.
Se dice que la palabra proviene del término griego Lábrys, que quiere decir "hacha de doble filo", que es el emblema de los minoicos. También se cree que el origen del término podría estar en una expresión del antiguo Egipto Lapi-ro-hut, es decir, "templo a la entrada del lago", nombre para una mezcla de templo y tumba levantado por Amenemhat III, de la XII dinastía.
En Grecia tenemos la leyenda de Teseo. Era una época en que Minos, el rey legendario de Creta, exigía un tributo de siete muchachos y muchachas para inmolarlos a la violencia y los apetitos del Minotauro, mitad hombre, mitad toro. Éste había sido engendrado por los amores zoofílicos de Pasifae, la esposa de Minos, con un hermoso toro blanco,destinado a un templo.
Teseo sedujo a Ariadna, la hija de Minos y esta le dio un ovillo mágico con el que orientarse dentro del laberinto. Mató al monstruo y rescató a los muchachos.
Ariadna sería abandonada por Teseo. El padre del héroe, al que había prometido izar velas blancas en su trirreme, se lanzaría por un acantilado, al ver que el hijo había olvidado sus instrucciones, e izado velas negras. Creía que lo había matado el minotauro. Los héroes griegos podrían matar monstruos pero no eran muy considerados con las personas que les ayudaban y les querían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario