miércoles, 17 de enero de 2018

Un polizon en la expedición del almirante Byrd.

En los felices años 20, la autopromoción llegó a niveles insospechados (por lo menos hasta el presente). La gente ponía su nombre a edificiós, aviones o corría riesgos como hacer acrobacias en las alas de un avión en vuelo para darse el gustazo de ver su nombre en los titulares de prensa del día siguiente.

Uno de los titulares más recurrentes de la epoca habla del adolescente de 17 añpos Billy Gawronski, un muchacho polaco del barrio de Lower East Side de Nueva York. ¿Qué que hizo para conseguirlos? Nadar en dos ocasiones hasta la flota del explorador polar Byrd para conseguir plaza en una de sus expediciones. La autora de THE STAWAWAY, Laurie Gwen, explica quienes eran el explorador polar y quién era su joven colaborador.

Para empezar Billy Gawronski tenía un album de recortes sobre el almirante Byrd en su casa y compraba todos los periódicos donde venían artículos sobre él. Su padre le decía que no perdiese el tiempo soñando con la Escuela de Bellas Artes ni con las exploraciones  polares porque cuando Billy se graduase, acabaría trabajando en la industria avícola como él.

Entonces Billy lee que el gran explorador va a intentar sobrevolar el Polo Sur. Más de 500 personas quieren formar parte de su expedición. Los aviones que van a sobrevolar el Polo son despiezados y embarcados a bordo de los barcos de la flota. Es 1928, y por primera vez se va a instalar una especie de base polar temporal en la Antártida, concretamente en la plataforma de Ross.

Billy sabe que su padre no le va a dar permiso pero es un buen nadador. Forma parte de una organización de escultismo llamada los Halcones Polacos, una antesala a la preparación militar. Intenta colarse de polizón en la flota del Almirante Byrd en dos ocasiones, una desde Hovoken hasta el NEW YORK CITY, la nave insignia de la expedición y otra nadando desde una playa de Virginia. En la segunda es sorprendido en una de las naves de suministros.

El hermano de Byrd, gobernador de Virginia, le dice que incluya al chico en la expedición, porque es una buena publicidad y atraerá patrocinadores para las siguientes. Bird habla con el padre de Billy.

Durante la expedición Billy paleó carbón, recibió clases de navegación, levanto el campamento Little América y nunca se quejó. Era la clase de tripulante que le gustaba a Byrd.

En esta ocasión, Byrd consiguió sobrevolar el Polo y dejar unas piedras de la tumba de un compañero de una expedición anterior en el Ártico. No se aterrizó en el punto marcado.

A la expedición se unieron periodistas, marinos, ingenieros, estibadores, un equipo de filmación de la Paramount, etc... El documental mudo sobre la expedición de LIttle América ganó un Oscar de la Academia de 1929.

Billy le pediría de vuelta en los Estados Unidos a Byrd que le financiase la matrícula en la Universidfad de Columbia. Se había hecho muy popular dando charlas sobre cómo era la vida y el trabajo en Little América, pero estalló la burbuja financiera de la Gran Depresión y tuvo que colgar los estudios. Por suerte, las habilidades aprendidas en alta mar la convirtieron en un oficial naval cuando muchos capitanes de la Marina Mercante se quedaban en tierra.

Durante los años 30 llevó a los atletas estadounidenses, entre ellos un velocista llamado Jesse Owens a las Olimpiadas de Berlín de 1936, y sacó en los Liberty Ships de territorio controlado por los nazis a numerosos judíos. Si ascendió pronto a capitán es porque hablaba yiddish y era amable con los refugiados. Hizo muchas misiones de aprovisionamiento a los ejércitos de los aliados tan pronto como los Estados Unidos entraron en guerra con los alemanes. No perdió ningún tripulante a pesar de que luchó contra un avión kamikaze en cierta ocasión.

Se casó dos veces, la segunda vez con una mujer 20 años más joven llamada Gizela, superviviente de la invasión nazi de Polonia.  Gizela conservaba las fotos de la expedición de 1928-29, y los recortes sobre exploraciones polares de su marido. Billy Gawronsky tuvo dos hijas y murió en 1971. Todos sus compañeros de la Marina Mercante sabían que había luchado en los Barcos de la Libertad pero jamás habló de sus experiencias en Little América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario