miércoles, 7 de marzo de 2018

Lutero, de Eric Till.(2003)


Wittemberg era en 1517 una tranquila ciudad alemana a orillas del Elba. Era un centro académico de poca importancia, sin nada del relumbrón de Salamanca o Lovaina. Lutero era ese año profesor de Teología. Contaba poco más de 30 años, una edad en la que en el siglo XVI se consideraba que los años de la juventud habían quedado atrás.

Nadie se fija en este humilde monje agustino cuando el 1 de octubre de 1517 se acerca a la puerta de la catedral y clava un papel impreso con sus 95 tesis sobre prácticas de la Iglesia Católica como la venta de indulgencias,es decir sobornos a Dios para que perdone tus pecados. Ese dinero, salido de los bolsillos de los feligreses de toda Europa, se invertía en Roma en financiar la política exterior de los Estados Pontifícios o en obras de arte. Lutero clama contra este abuso. Ese mismo día envía una carta con sus 95 tesis al arzobispo Alberto, el mayor traficante de indulgencias de la región.

En 1506 Alberto había decretado una polémica bula que perdonaba los pecados a todos los que donasen dinero para la construcción de la Basílica de Roma. Pero en 1517, el dinero delas indulgencias iba a utilizarse para pagar a los banqueros que le habían adelantado dinero a Alberto para que pudiese comprar la diócesis de Maguncia, lo cual era contrario al Derecho Canónico. La Reforma acaba de comenzar.

Lutero, en sus 95 tesis, afirmaque el perdón de los pecados solo se logra por la intercisión divina:

"Cuando el Papa habla de remisión plenaria de toda las penas, no significa el perdón de todas ellas, sino solamente de aquellas que él mismo impuso. En consecuencia, yerran aquellos predicadores que afirman que el hombre es absuelto, a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias papales".

Lutero expone sus ideas entre 1517 y 1519 en veinte obras en alemán y  otras 25 en latín, que se benefician de un invento patentado en Maguncia 50 años antes por Gutemberg: la imprenta. La gente, harta del lujo y el boato del Vaticano, ocupado por principes alemanes que abrazan los hábitos sin una auténtica vocación religiosa, sino de servicio a los intereses de su clan familiar, y los príncipes alemanes, que no quieren ser peones en la política de Carlos V pueden conocer el aspecto de este frayle tan valiente gracias a los grabados de cobre.

Lutero se ceía a si mismo como una especie de agente de Dios que luchaba contra la corrupción delpoder eclesiástico, representado por el Papa León X, un Médicis. Este se hartó de aparecer como el Anticristo en los escritos de Lutero y decidió contraatacar. Llama a Lutero a presentar explicaciones en Roma, pero los principes y los consejos de las ciudades alemanes que le preteges, especalmente Federico III de Sajonia, consiguen una cierta ventaja: Lutero será juzgado en Augsburgo.

El clérigo Tomás Cayetano le pide que se retracte si quiere ecitar una excomunión. Lutero no se tretracta sino que expone que solo Cristo perdona los pecados a quien tenga fe por su caridad como Hijo de Dios y no por la intercesión de ningún hombre, incluído el Papa.

El 10 de diciembre de 1520 fue oficialmente excomulgado. El mismo día Lutero desafió a León X publicamente quemando la bula de excomunión y algunos libros de Derecho Canónico. Carlos V acude a Worms, convoca a Lutero y le ordena que se retracte. Lutero le pide un día para meditarlo pero pasado el plazo dice que debatirá sus ideas con otros clérigos partidarios del Papa pero no se retractará. Es el 18 de abril de 1521.

El emperador Carlos V no quiere enemistarse con los príncipes alemanes a los que ha comprado el voto para la coronación tan pronto. Da un salvoconducto a Lutero pero da orden a los territorios que apoya al Vaticano que den muerte a Lutero tan pronto como expire el plazo. Lutero se refugie en el castillo de Watburg, en Turingia, donde traduce la Biblia al alemán, bajo la protección de ciertos principes alemanes de ciuyos dominios no saldrá.

Se casará con la monja exclaustrada Catherina Von Bora. El propio Lutero ayudó a la Congregación a huir del convento, donde las monjas eran reprimidas con severidad, en barriles de pescado. La mayoría de ellas regresaron con sus familias, pero Von Bora se casó como tercera opción con Martin Lutero. Del matrimonio nacerían tres hijas y tres hijos. Cinco de ellos murieron sin descendencia. Solo el linaje de la pequeña Margharetha, nacida en 1534, se conserva hasta hoy.

En el cine:

Tenemos la película LUTERO de 2003, donde se nos muestra un Lutero joven y guapo, cuando elverdadero tenía unos rasgos poco atractivos y una cara más ancha y avejentada. Tampoco se nos dice nada de que fue un hombre con los prejuicios de su época. Creía en las brujas, era antisemita, y devolvió el favor a los príncipes y concejos municipales que le apoyaban y mantenían a salvo reprimiendo una revuelta de campesinos que también habían abrazado sus doctrinas en 1525. !¨Época!

PARA VER:
https://www.youtube.com/watch?v=lmLp8I7ysR4 

No hay comentarios:

Publicar un comentario