viernes, 14 de noviembre de 2008

El Cantábrico oriental durante la edad del hierro

La tercera de las conferencias de Planeta Basauri fue con todo la más aburrida. A mí me encantan los reportajes de arqueología, pero aún así me aburrí y me costó atender. Supongo que en esos reportajes nos muestran las artefactos encontrados más espectaculares, y la arqueología de la provincia no invita a muchas fiestas.
Se habló del hallazgo de Iruña- Veleia, una colonia romana. Las excavaciones están a cargo del arqueólogo Eliseo Gil. Se han hallado piezas valiosas junto con claras falsificaciones, aunque todos tienen cuidado de pronunciarse sin ver los artefactos y leer los informes. El ponente dijo que en una tablilla donde aparecía el Padrenuestro en euzkara antiguo (supuestamente del siglo III), junto con unos jeroglíficos egipcios, aparecían comas y letra de redondilla, cosas propias de nuestra grafía de hombres del siglo XXI.
Es la segunda vez que el mismo ponente pregunta lo mismo y recibe la misma respuesta. Supongo que unos creen en Santa Claus y otros en vasconismos de la Edad Antigua.
El castro de Malvasín no ha sido excavado, aunque es de este periodo. El ponente dice que no nos hagamos muchas ilusiones, porque es de menos de 5 hectáreas.
El ponente tenía algunas lagunas porque quiso hacernos creer que la estatua de Numa Pompuledio, también conocida como el Hombre de Capestrano, era de origen celta. Numa era rey de los vestios en una época en que Italia estaba ocupada por una amalgama de pueblos como los faliscos, los samnitas o los etruscos. Incluso no había nada que dijera que los romanos iban a convertirse en la etnia dominante.
Me gustaron las imágenes de orfebrería prerromana de la zona, como correajes de caballo y fíbulas para sostener los capotes de lana.
También nos comunicó el profesor de Historia Antigua de la UNED que los caristios no se llamaban de este modo, ya que aparecen como carietes en textos de romanos que sí conocían la región. Ptolomeo, el geógrafo y cartógrafo del siglo II, no visitó la Hispania Citerior por lo que escribió mal el nombre del clan. Por lo visto en el Mediterráneo Oriental hay una ciudad llamada Caristia, y la pareció más fácil rebautizar a esa gente. Luego una bandada de copistas medievales redondeó el juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario