martes, 20 de enero de 2009

matriarcados


Algunos historiadores nos aseguran que hace miles, de años, en los albores de la Humanidad, existieron culturas donde las mujeres ostentaban el poder. Actualmente, la etnia mosuo, en China, está basada en la poliandria. Las mujeres hacen todas las labores agrícolas y llaman a los hombres solamente cuando los necesitan. Toman todas las decisiones referentes al gobierno de la aldea.

El antropólogo suizo Johann Jakob Bachofen (1815-1887) consideraba que los hombres prehistóricos eran muy promiscuos y que nada garantizaba la conciencia de paternidad en un ambiente donde la familia no era una entidad real, por lo que se veneraba a las mujeres como única garantía de la supervivencia del grupo por su capacidad de engendrar nuevos miembros.

El ensayista británico Roger Osborne sostiene en su obra Civilización sobre la cultura celta. "Las mujeres solían ser soberanas de la casa familiar y a veces se las elegía para que gobernasen, como fue el caso de Maeve en Irlanda, de Cartimandua entre los brigantes, o de Bodiacea, entre los icenios". Yo añadiría al grupo a la Dama de Vix, una mujer celta del siglo V a de C, que fue enterrada con un rico ajuar funerario.

Estrabón, el historiador romano, nos cuenta que las mujeres cántabras, al igual que los hombres, hacían la guerra. Diógenes nos explica que las esposas de los ártabros se iban a guerrear tras dejar a sus maridos al cuidado del hogar y las tierras de cultivo.

En la década de 1960, en Sri Lanka, Sirinavo Bandaranaike, también conocida como La Señora, fue la primera mujer en obtener la jefatura de un gobierno. A ella se le unieron pronto la israelí Golda Meir y la británica Margaret Thatcher.

Destaca la mención de Anna Mazza, jefa de uno de los clanes del crimen organizado de Nápoles. Puso en los altos puestos del grupo clandestino a otras mujeres. Ellas tomaban las decisiones mientras los soldati - matones de los puestos inferiores de la Camorra- ejecutaban y hacían la parte física del trabajo, como la de intimidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario