viernes, 23 de octubre de 2009

Aparece un pecio en Namibia

Los pilotos de la era de los grandes descubrimientos geográficos lograron circunnavegar África y orientarse más al sur del temible Cabo Bojador gracias a astrolabios como los dos que aparecen en la fotografía.
En 1498, el navegante portugués Vasco de Gama alcanza Calicut, un puerto de La India tras circunnavegar África. ¿Por qué se toma todo este trabajo? En 1452, los otomanos habían conquistado Constantinopla y cerrado, como consecuencia directa, la Ruta de la Seda, por su extremo occidental. Ya no llegarían a Europa las ricas mercancías de China.

Los portugueses se lanzan a la mar por orden de su rey, Enrique el Navegante, en busca de "Oro, Especias y Cristianos" un poco antes. Instalan puestos comerciales en África Occidental, donde compran todo lo que les parece valioso. No obstante, su poder no alcanza más allá de las empalizadas del puesto comercial. No abandonarán áfrica hasta finales del siglo XIX.

En 1533, una nao portuguesa se separa del convoy a causa de una fuerte tormenta. Lleva en las bodegas 23 kilos de oro, entre monedas españolas y lusas, para hacer intercambios comerciales en Asia. Son llevados por corrientes que los pilotos portugieses no conocen hasta las costas de Namibia, donde encallan. El terreno donde ha aparecido el pecio pertenece a la Compañía de extracción de diamantes holandesa De Beers.

Pueden los lectores imaginarse las caritas de consternación de los naufragos al encontrarse en un terreno desértico lleno de diamantes, una riqueza inutil, porque las costas a las que habían ido a parar, con toda probabilidad, no aparecerían en los portulanos de la época. Nadie les rescataría. Sus cuerpos no han sido hallados.

Quizá tuvieran suerte y se encontraran con los bosquimanos. Si comerciaron con ellos en lugar de avasallarlos, algo muy del estilo de los europeos de la época, quizá esos naufragos porqtugueses tuvieran una vida plena, y por qué no, hasta feliz. A todos nos gusta imaginarnos finales felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario