martes, 3 de noviembre de 2009

Momias de animales (3)


La mayor parte de los egipcios eran campesinos y tenían un contacto muy directo con los animales. Podían ser alimento o ayuda en las tareas agrícolas como las vacas (Hathor, Apis), ser símbolo de resurección como el escarabajo pelotero (Khepri) o intimidar como los leones (Sekhmet), los cocodrilos (Sobek) y los hipopótamos, que seguramente mataban cada año un gran número de campesinos y pescadores.
Para los egipcios representar a los dueños de las tumbas asaetando patos o sujetando peces con la mano tenía un gran sentido sexual.
Anubis, el dios chacal, pudo haber surgido cuando el pueblo egipcio empezó a enterrar a sus muertos en lugares apartados. Pondrían vigilantes en las necrópolis y estos empezarían a batallar con los chacales para que no desenterraran y devoraran los cuerpos, Anubis era el señor de la muerte.
El punto culminante de la complicada evntura que terminaba con el acceso del difunto al más allá (descrita en el Libro de los Muertos) era el momento en que Anubis, el dios chacal, y Thot, el dios ibis, pesaban el corazón del difunto en comparación de una pluma. El difunto tenía que atenerse a demostrar que había cumplido una serie de preceptos. Si no, un monstruo con cuerpo de hipopótamo, melena de león y cabeza de cocodrilo devoraba su espíritu vital, su ka, y ya no podía acceder a las maravillas del más allá.
En la fotografía se muestra la momia de un halcón, posiblemente un detalle por parte de un difunto devoto de Horus, otro dios del panteón egipcio, que decidió incluirlo en su ajuar funerario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario