miércoles, 13 de abril de 2011

En el valle de Elah.



Cuenta la leyenda que el joven pastor David se presentó voluntario para un duelo singular contra el gigante filisteo Goliat. Él era un muchacho adolescente, y Goliat, un experto que ya había vencido a los mejores espadachines hebreos. David lo derrotó de un cantazo en la jeta con la ayuda de una honda, la única arma que sabía dominar con soltura.


A este episodio del Antiguo Tespamento hace referencia este semi thriller de carácter militar. Lo he sacado a colación por su relación con el contenido de la estrada anterior. Hank Deerfield (Tommy Lee Jones) es padre y miembro de la Policía Militar. Su único hijo acaba de llegar de las campañas de Irak y se reincorpora a su cuartel. Pocas horas después desaparece. Y algunas horas después aparecen sus restos.


Con la ayuda de una policía y madre civil (Charlize Theron) se hará cargo de que ir a la guerra tiene más que ver con la desintegración del ser humano como tal que con el afianzamiento del carácter.


Uno de los detalles de la cinta que me pareció más curioso es que no se debe cometer el error de colocar de revés una bandera de los Estados Unidos. Hacerlo significa desesperación, reconocimiento de que la situación te supera y de que no hay esperanzas de conseguir ayuda de los demás. Hank acabará colocando de esta manera la bandera "veterana de Irak" que le ha regalado su hijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario