miércoles, 4 de mayo de 2011

!Qué locos están estos genios!



Hoy me ha dado por contar las andanzas de los artistas y los pensadores. Yo soy así. Tan excéntrico y coherente como muchos de ellos.




Alfred Jarry es el dramaturgo que escribió la obra Rey Ubú. En 1905 estaba sentado en una terraza al lado de una mujer. Uno de los hombres sentados al aire libre le molestaba, así que Jarry sacó una pistola, entró en el local y astilló de un balazo un espejo. Le gente que quería tomar una copa al aire libre salió por piernas, entre ellos el tipo que inconscientemente había puesto tan nervioso a Jarry. La mujer seguía allí. Jarry debía considerarla atractiva porque se guardó la pistola y se limitó a decirle: "Y ahora que hemos roto el hielo, charlemos". Jarry solía sacar la pistola a pasear de cuando en cuando pero ninguna de las apariciones estelares de este objeto se tradujo en muertos y heridos.




Otro que perdió la cordura es el filósofo alemás Nietzsche. A finales del siglo XIX los coches todavía no habían eliminado de las calles a los carretones de reparto. Y Nietze, durante uno de sus paseos, vio que uno de ellos había volcado y que el cochero estaba intentando mandar a latigazos al caballo responsable al otro barrio. Nietzsche se abrazó al animal y los dos recibieron el castigo. Fue el acto principal de una enfermedad mental que nimó sus últimos años.




El pintor Caravaggio nació en 1571, y no era precisamente la clase de amigo que te mueres por presentar a tus padres. Perfeccionó la técnica del claroscuro mientras trabajó para su mecenas, el cardenal del Monte, cercano a los Médicis. Las malas lenguas dicen que en una ocasión robó un cadáver para que le hiciese de modelo para un cuadro de la Virgen. Tras matar a un tal Tomassoni por una deuda de juego huyó a Malta, donde trabajó bajo el mecenazgo de la Orden de Malta. Fue expulsado de la Orden por "podrido y fétido" tras sorprenderle en las sábanas de la hija de un dignatario del archipiélago.




Caravaggio estuvo en Sicilia y Nápoles, y murió en extrañas circunstancias en Roma, ciudad donde había acudido para solicitar el perdón del Papa en 1610.




El rockero Sid Vicious había nacido en Londres en 1957 y había sido criado por su madre. Traficó con drogas y fue encarcelado una semana por herir a una espectadora durante un concierto. Conoció a Johnnie Rotten, el cantante de los SEX PISTOLS, por entonces. Así que se unió al grupo como bajista, pese a que no tenía ni idea de cómo tocar correctamente ese instrumento.




Sid deja el grupo en 1978 y se instala en un hotel de Nueva York con una groupie, Nancy Spungen. La chica aparece muerta, cosida a puñaladas en la habitación. El suelo está plagado de jeringuillas. Sid Vicious es encarcelado pero sale de prisión gracias a una fianza. No llega a ser juzgado porque muere de sobredosis antes de cumplir los 21 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario