jueves, 23 de junio de 2011

En busca de Cleopatra.




Los escolares dirán que Cleopatra VII fue una gobernante de la dinastía de los Ptolomeos. Heredó un país desgarrado por las luchas dinásticas entre su padre, Ptolomeo Auletes, y sus hermnas Arsinoé y Berenice. Ella misma tuvo que compartir el trono de Egipto con su hermano Ptolomeo, de 11 años, aunque pronto se deshiciera de él.






Pese a lo que hayamos podido ver en el cine, no era alta, estaba presimiblemente rellenita, por no decir que ligeramente gorda y tenía papada. Algunos expertos en minusmática hablan de una nariz ganchuda y una papada, aunque quizá esto fuera para disimular un cuello corto. ¿Esta es la mujer por la que los hombres iban a la guerra, por la que Marco Antonio dio la espalda a Roma?






Sí.






Cleopatra era una gobernante que hablaba varios idiomas. además del griego, el idioma de su corta y el latín, hablaba egipcio y arameo. De hecho, fue la primera de su dinastía que se molestó en aprender el egipcio vulgar del pueblo.






Obligada por sus circunstancias personales y por su oficio, se comportaba como un hombre atrapado en el cuerpo poco agraciado de una mujer. Bebía hasta más de lo que ella misma reconocía que era recomendable en presencia de sus soldados o de Marco Antonio. Era agresiva sexualmente. Contrató los servicios de una cortesana, Trifona. Esta meretriz griega instruía a su reina sobre toda clase de anticonceptivos y juegos sexuales. Todo para poder sobrevivir como mujer en un mundo donde sólo valían los métodos de los hombres.






Bajo su mandato, Egipto recuperó, con la ayuda de las tropas de Marco Antonio y Julio César, algunos territorios, como Armenia. Las monedas en que Cleopatra VII aparece tan desfavorecida fueron acuñadas para conmemorar esta victoria.






Marco Antonio perdió contra las tropas de Octavio Augusto en Actium y contra los partos en otra campaña militar. Eso supuso el fin de la pareja más poderosa del Mediterráneo Oriental.






Dicen que cuando Augusto le llevó el cádaver de Marco Antonio se derrumbó. Pero en lugar de resignarse a desfilar encadenada con grilletes de oro tras la biga del primer emperador de Roma, encargó que le trajesen un áspid del Nilo dentro de un cesto de higos. Desnudó su brazo y se hizo picar por él. Sus dos doncellas personales, Eiras y Carmión, cogieron el áspid y se aplicaron a la misma tarea.






Leí en una ocasión un artículo que ponía en duda esta teoría. El artículo decía que en Egipto no existía la cultura de que los criados y esclavos siguieran el destino de sus señores. Carmión y Eiras fueron testigos de algo, quizá una conversación sobre asuntos de Estado o cuestiones militares entre Octavio Augusto y su ama, y había que quitarlas de en medio. Además, también se suicidó con su amo el esclavo griego tartamudo que le servía como secretario a Marco Antonio.






Según la arqueóloga Kathleen Martinez, una dominicana que excava en busca de la tumba de Cleopatra en Taposiris Magna, quizá esta historia no sea mas que una manera de encarnar a Isis, una diosa con la que Cleopatra se identificaba plenamente. Isis es la esposa del dios principal del panteón egipcio, Osiris.






Cuando Seth engaña a Osiris y lo mata, trocea sus trozos y los echa al Nilo. Isis recupera todos los trozos, menos el pene, que ha sido devorado por un pez. Se acuesta con Osiris - aquí soy ignorante acerca de cómo lo consigue- y lo devielve a la vida. Osiris está en condiciones de nuevo de gobernar a los dioses y a los hombres.






De hecho, mantiene a raya al maligno Seth gracias a Horus. En otras palabras, Cleopatra era Isis y su relación con un poderoso Osiris romano -Julio César primero, y su lugarteniente Marco Antonio, después- amntendría alejados a los enemigos de Egipto, que ya habían privado al país de territorios como Cirene, en Libia. Y esta alianza se mantendría a través del hijos de Isis- Cleopatra y Osiris- Julio César, Cesarión.


Lo que van a ver en el siguiente enlace es una reconstrucción en forma de plano de la zona portuaria de Alejandría explorada actualmente por el arqueólogo subacuático Franck Goddio. Que la disfruten:


No hay comentarios:

Publicar un comentario