jueves, 21 de junio de 2012

La crisis ninja de 2008.

El siglo XXI es el de la globalización. Si pudimos saber en tiempo real que unos villanos más ingeniosos que los habituales habían derribado los principales edificios de Manhattan a la vez, podemos decir que el presente ya es historia.
A finales del siglo XX estalla la burbuja de las punto com en Internet. Los especialistas de Silycom Valley, también inversionistas de capital riesgo de sus propias ideas, idean los proyectos de comercio más demenciales creadas por personas que se han doctorado en una universidad. A nadie en su sano juicio, se le puede decir que la base de un negocio es mandar por correo siete kilos de comida para perros y tratar de embutirla en un apartado de correos sólo porque el internauta la ha comprado. Estas ideas tan chachis estallan en 2001.
Durante la década siguiente no hay margen de maniobra para los bancos. Se les obligan a bajar los tipos de interés. Las ganancias las conviertes en créditos para personas sin empleo fijo, sin propiedades ni ingresos, a un alto interés. Gentes que en circunstancias normales no recibirían el crédito.
Los ninjas reciben dinero por encima del costo de su casa, por lo que invierten en propiedades que van amortizando a plazos. El nivel de la economía es óptimo.
Desgraciadamente las cosas no mejoran para los ninja. Muchos de ellos se niegan a pagar intereses altos por el valor de sus propiedades.
Los bancos echan manos del Euribor y empiezan a prestarse dinero. Los bancos europeos dan crédito a bancos estadounidenses que están en el negocio de los créditos a los ninja, que no quieren o pueden pagar.
Así que los agentes bancarios mezclan hipotecas con alta posibilidad de pago (primes), hipotecas con baja posibilidad de pago e hipotecas de morosos recalcitrantes (subprimes).Son los activos tóxicos. Mucha de la letalidad de la actual crisis es que nadie sabe a ciencia cierta cuántos hay en  cada banco.
El castillo de naipes se derrumba cuando un oscuro financiero Madoff cae en la prampa más vieja del mundo. Oraganiza una pirámide financiera. Los inversores más nuevos incurren en deudas que son pagadas con la de los accionistas recién llegados. Estamos a mediados de 2008.
En la actualudad Madoff ha cambiado los campos de golf de Florida por una prisión. Los reos le protegen. Se han convencido a sí mismos que Maddoff ha dejado fondos escondidos en alguna caja fuerte y esperar salir para reanudar el negocio de las especuñaciones donde Maddoff lo dejó. Sabiendo cuáles son las consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario