lunes, 11 de febrero de 2013

Los miserables.

Los miserables salió como novela a la luz en 1862. Estaba escrita por Víctor Hugo, un escritor que probó todos los géneros y que tragó su cáliz amargo con su activismo político. Al igual que Tolstoi y Dickens, Hugo es un burgués con un amplio sentido de la culpabilidad por una sociedad, la decimonónica, con unos valores conservadores y muchas veces sonrojantes, de la que llegan a disfrutar en ocasiones.
Dickens había tratado el tema de las consecuencias de las revoluciones en "Historia de dos ciudades", en la que no toma partido por nadie. Pinta a la aristocracia decadente del Antiguo Régimen tan brutal y descarnada como los vengativos sans culettes del periodo del Terror. El mensaje cristiano está divulgado a través del sacrificio del malogrado Sidney Carton (un acto revolucionario).
Dickens tiene miedo de las picas y las bayonetas pero es lo que ensalza Victor Hugo en esta novela. Explica, al igual que Dickens en todas sus novelas, que es el egoísmo y la indiferencia de unos pocos los que provocan el infierno de muchos en forma de hambre, tentaciones de delinquir para seguir sufriendo un solo día más, etc... No culpa a nadie, ni siquiera a Javert, el implacable cancerbero del sistema injusto, pero es a través del sacrificio personal de Jean Valjean, de su misión vital, donde se vislumbra la esperanza.
Sí, las llamas del infierno queman gente en este mundo. Sí; no hay culpables pese a que se deba luchar - y murir como Enjolrás- en las barricadas de la revolución de 1832. Sí, tampoco eso sirve de mucho, aunque sea inevitable. Pero es el cambio personal, la caridad individual, el compromiso dentro de una comunidad de sufrimiento que la parca observa desde no muy lejos, lo que salvarán cualquier sistema. De ahí viene el valor para luchar y perder en las barricadas. Del amor. Porque una persona que lucha por amor - y eso Valjean lo sabe perfectamente- no puede perder.

Reparto "LOS MISERABLES" (2012)

Hugh Jacman (Valjean)
Rusell Crow (Javert)
 Para ver:

No hay comentarios:

Publicar un comentario