viernes, 7 de junio de 2013

Muere Esther Williams

"Mojada es una estrella; seca no vale nada".

Esto lo decía la actriz Fanny Brice de la nadadora y actriz Esther Williams, la estrella de las coreografías acuáticas de los años 40 y 50. Los celos en Hollywood son muy malos.
La Williams rodó 26 largometrajes para los estudios de la Metro con coreografía de natación sincronizada, un deporte inexistente en la época, filmados por Busby Bekerley. Es la época de los ritmos tropicales e Xavier Cugat, descubridor de Rita Hayworth, de los bailes de Cyd Charise... La gente acaba de salir de una guerra terrible y quiere distraerse. Quiere actores que canten, bailen y naden...
Esther Williams ha muerto ayer pero llevaba sin pisar un plató desde 1963. Le habían ofrecido papeles en telenovelas  como Dinastía pero los rechazó. Cuando le preguntaron si era porque el cine de vodevil ya no era requerido por los espectadores replicó: "Lo dejé cuando los actores nos volvimos meros empleados".
Esther se ganaba la vida a los 8 años en una piscina pública recogiendo toallas. De adolescente entrenaba para conseguir una medalla olímpica en sus ratos libres, y fue allí donde la "pescó" un cazatalentos de la Metro.
En su audición hizo un papel más que correcto con el mismísimo Clark Gable. Éste, que no se había aprendido sus líneas, optó por besarla, a pesar de que su esposa Carole Lombard estaba presente en el lugar.
En 1944, en plena guerra rueda "Escuela de sirenas", con George Sidney como realizador. Esther era un mito erótico "light" en la conservadora América de la posguerra. Usaba bañadores de una pieza y sólo para hacer coreografías o escenas de esquí acuático. Nunca usó dobles. Otras películas son "La hija de Néptuno", "Juego de pasiones", "Faldas a bordo"....
Retirada del cine vivió de diseñar bañadores y piscinas.

Para ver:

https://www.youtube.com/watch?v=akQiZTlXn0M

No hay comentarios:

Publicar un comentario