sábado, 31 de agosto de 2013

Historia del surf.

1769. El capitán Cook y su jefe de naturalistas viajan a Tahití para observar el tránsito de Venus. Con esto tratan de complementar las observaciones en Laponia de otro grupo de científicos. Durante ese viaje, la tripulación del Endeavour tienen que hacer frente al robo de un instrumento de medición y a los acercamientos sexuales de las nativas.
Banks observa que los nativos de la Polinesia surcan las olas montadas en tablas de madera.
El hecho de que dispongan de estanques de peces y la enorme productividad de los campos de taro hacen que los nativos dispongan de tres meses para practicar surf o las intrigas sexuales.
Los europeos, con las obras de Russeau en el bolsillo de las casacas, creen estar en el paraíso. Por desgracia, las actividades sexuales de los marineros, que inercambian clavos por favores amorosos introducen en la isla la sífilis. Otra cosa que debilita a los nativos y va haciendo que la práctica del surf vaya cayendo en el olvido es la economía monetaria. De repente los nativos de Hawai se despiertan trabajando de sol a sol, junto con filipinos y japoneses en las plantaciones de azúcar para subsistir.
El surf renacerá en Hawai y California de la mano de los propietarios de los hoteles, que necesitan un incentivo para que los turistas se alojen en primera línea de costa, a principios del siglo XX. Destaca en su difusión Duke Kamahamoku, un nadador plusmarquista.
"Duke era el atleta de las olas más completo, ya que destacaba en dos deportes, que es más de lo que se puede decir de Michael Phelps. Por desgracia en Hawai no tuvo mas que empleos eventuales como empleado de gasolinera, sheriff, y representante de honor de la comunidad hawaiana. Si un presidente venía a Hawai, él debía estar disponible para poder recibirle. Vivía, como sus vecinos de raza, en una especie de parque temático permanente de lo que había sido su propia cultura", me explica Peter Westwick, un historiador.
En la primera mitad del siglo XX  se inventan en los laboratorios militares del Cal Tech los trajes de neopreno, las primeras tablas de fibra de vidrio y los rellenos de espuma para tablas.
En los años 60, llega uno de los episodios más oscuros del surf cuando una banda de hippies traficantes de drogas, La Hermandad del Amor Fraterno, introduce y distribuye LSD desde las playas mexicanas. Los federales consideraban a los surfistas hippies como unos buenos para nada, incapaces de conservar un empleo, y se encontraron con un grupo de narcotraficantes bien organizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario