martes, 15 de octubre de 2013

El asesinato de John Fitzgerald Kennedy.

Zapruder está contento. Acaba de comprarse uno de los nuevos tomavistas Super 8, y lo va a probar en una gran ocasión. El presidente Kennedy visita Dallas para dar uno de sus discursos. Zapruder no ha visto los pasquines donde se amenaza de muerte al presidente por parte de los supremacistas blancos. Ni ha oído rumores como que el presidente está demasiado enfermo del Síndrome de Addison como para terminar sin sufrir un colapso su segundo mandato.
En el Almacén de Libros Harvey Lee Oswald espera su oportunidad. Nunca se sabe si actuó solo o por qué lo hizo. La primera bala da en el asfalto. La segunda bala atraviesa el cuello del presidente Kennedy e hiere al gobernador Connally, que viaja en el asiento anterior. Una tercera bala atraviesa el cráneo del John Fitzgerald Kennedy y deja al aire parte de la masa encefálica. Los guardias del Servicio Secreto han abierto su disposición a los lados de la limosina y eso cambia la historia de los Estados Unidos. Oswald dispara tres veces desde 81 metros de distancia contra un blanco móvil que marcha a 17 kilómetros por hora. Eso lo pone a la altura de los mejores francotiradores formados por los marines.
Hay una cuarta bala disparada no se sabe muy bien por quién. Un grupo de científicos dice que se trata del eco de la tercera bala pero los expertos de la Comisión Warren no están tan seguros. Como no pueden desmontar la posible conspiración lo dejan correr.
Oswald abandona su puesto de francotirador. Solo lo ve un empleado del Almacén de Libros donde ambos trabajan. Avisa a un policía y Oswald, evidentemente perturbado, le dispara y lo mata. Se refugia en un cine donde ponen una película sobre la Guerra de Corea. Allí lo detendrán la policía y el FBI.
Morirá dos días después a manos de un mafioso de poca monta llamado Jack Ruby. Ruby siempre dijo que lo hizo para no someter a Jackie Kennedy al doloroso trámite del juicio en la Corte Suprema. Pero, ¿Esta fue la razón? ¿O quizá uno de los chanchullos para amañar las elecciones del patriarca de los Kennedy salió mal? Es sabido que tenía contactos en aquella época con el capo Sam Giancana.
Quizá el detonante fuera la presión que Bobby y Jack Kennedy estaban haciendo al crimen organizado con el descabezamiento de la Corte Canguro y las grandes redadas de 1957.
Hay quien ve manos de al otro lado del Telón de Acero en las visitas que hizo Oswald a México y la Unión Soviética. En contra de esta tesis está el hecho de que el personaje fuera muy incómodo para las autoridades soviéticas. Le pidieron que se marchase.

Para leer:
http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADas_sobre_el_asesinato_de_Kennedy

El video de Zapruder, utilizado por el FBI y la Comisión Warren.

http://www.youtube.com/watch?v=RdIUCPAOW5s

No hay comentarios:

Publicar un comentario