sábado, 19 de octubre de 2013

En el principio hubo...una única especie de homínido.

El hallazgo de un cráneo de 1,8 millones de años en Georgia hace pensar que el género Homo tuvo solo una primera especie.

Se ha hallado un cráneo de unos 1,8 millones de años de antigüedad en el yacimiento de Dmanisi en Georgia. Este resto combina una pequeña caja cráneal con grandes dientes y una mandíbula prominente, alargada y simiesca. El homínido no estaba sólo. Junto a él se han encontrado los restos de otros cuatro individuos, todos con rasgos diferentes.
Según sus descubridores, un equipo de paleoantrópogos internacional, se puede llegar a la conclusión de que los miembros del Género Homo, como el Homo Rudolfensis y el Homo Erectus- pertenecían a un mismo género que logró salir de África. Sus diferencias eran solo de apariencia externa, igual que tú no eres yo.
El resto espectacular es del Cráneo 5, encontrado en dos piezas separadas, en dos distintas campañas de excavación en Dmanisi. "Los restos encajaban espectacularmente. Si hubieramos encontrado el rostro y el cráneo en dos diferentes yacimientos paleoantropológicos los hubiéramos incluído en diferentes géneros", dice Kristhop Zollikofer, del Museo de Antropología de Zurich.
Los restos pertenecen a un individuo anciano y desdentado, otros dos machos adultos, una hembra joven y un adolescente de sexo desconocido.
El gripo vivía y cazaba cerca de un río y murieron por inhalar cenizas de una erupción volcánica.Las ramas con las que destazaban a sus presas han aparecido junto a ellos. Mataron peligrosos depredadores como los tigres dientes de sable y los leopardos gigantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario