viernes, 22 de noviembre de 2013

Turbo.

Por lo visto existen varias tendencias en el cine de animación actual: la primera es que todos estos filmes hacen hincapié en la superación personal, en la idea de luchar por tus sueños. ¿Se acuerdan de Dusty, el avión fumigador con miedo a las alturas? Pues sin dejar a un lado el mundo de las competiciones de velocidad, ahora llega Turbo, el caracol tuneado de carreras.
Turbo y su hermano Chet viven en un jardín. Su "trabajo" consiste en comerse los tomates de un huerto y lamentar las bajas de la comunidad de gasterópodos. Turbo ha encontrado unos videos de carreras de Fórmula-1, donde Guy Gagne, el campeón mundial, repite la retahila de: "No hay sueños demasiado grandes no soñadores demasiado pequeños". Lo cual alimenta en Turbo el deseo de participar en una de esas competiciones.
Una noche desea a una estrella fugaz - lo siento, me acaban de comunicar que se trataba de las luces de posición de un avión comercial- poder correr más rápido y tiene un accidente con ácido nitroso, lo que le convierte en un super caracol de carreras.
¿Podrá ganar a los 32 bólidos en las 500 millas de Indianápolis?¿O serán demasiadas millas de ensueño para un corredor y soñador tan pequeño?

http://www.youtube.com/watch?v=ADuKkRTiCfI

No hay comentarios:

Publicar un comentario