martes, 10 de diciembre de 2013

El Greco no sufría de astigmatismo.

Las figuras de las pinturas del Greco eran alargadas. Los expertos en arte de principios del siglo XX elaboraron la teoría de que sufría astigmatismo, por lo que veía los objetos deformados. Claro que solo contaban con un puñado de documentos sobre el pintor cretense del siglo XVI afincado en Toledo.
Él mismo Greco afirma en un documento escrito por él mismo que todos los pintores de su entorno pintan figuras alargadas, en primer lugar porque el canón de belleza para la España del siglo XVI  es la de una mujer alta subido en la cima de unos chapines; en segundo lugar, porque los cuadros se colocaban en lugares altos y sólo las figuras alargadas se apreciaban en sus auténticas dimensiones desde abajo.

Nota: Aunque un 70 por ciento de la obra de El Greco son cuadros religiosos para la propaganda de la Contrareforma, el prefería pintar cuadros de temas costumbristas, lo que le llevó a problemas con la Inquisición de Toledo y con Francisco Pacheco, el suegro de Velázquez.

Nota 2: El Greco nunca aprendió a hablar correctamente en español. Solo se relacionaba con la colonia italianos en Castilla. Con sus marchantes hablaba en griego.

Para ver:
Un religioso español descubre a El Greco mientras trabaja en el taller de Tiziano.

http://www.youtube.com/watch?v=8dMRKphNdjA

No hay comentarios:

Publicar un comentario