viernes, 31 de enero de 2014

El Quijote no era de La Mancha. Una nueva teoría.

El lingüista César Brandariz asegura que ni Cervantes nació en Alcalá de Henares ni su hijo de ficción, Alonso Quijano, era manchego. Tras depurar las adaptaciones al castellano del siglo XIX, Brandariz ha llegado a la conclusión que la acción transcurre entre Sanabria y Benavente, a caballo entre León y Zamora. Las referencias a actividades ganaderas y comerciales, la presencia de los arrieros - posiblemente maragatos- así como las referencias a apellidos, toponimia y flora, remiten a este autor de libros como "Cervantes Decodificado" y "El hombre que hablaba difícil" al norte de Castilla.
"La novela ha hecho que el estereotipo de La Mancha sea la llanura de Puerto Lapice con molinos de viento. Pero en realidad, el primer molino de viento manchego se construyó para paliar una sequía en 1575. Los leoneses y los zamoranos llevaban conviviendo con los molinos dos siglos ya en ese momento.", asegura Brandariz.
Este erudito llega a la conclusión de que Cervantes nace en la aldea de Cervantes, en Sanabria- La Carballeda.
"En estas zonas se habían instalado, huyendo de la presión social, muchos descendientes de conversos, de sangre nueva, protegidos por el conde de Benavente, a quien el gobierno de Felipe II consideraba un noble gallego. Por eso, porque no son cristianos viejos, Cervantes no quiere recordar la aldea de Cervantes y la situa en La Mancha".
Segun este autor, los amigos de Lope de Vega se referían a Cervantes como"el hombre que habla difícil"debido a que la sintaxis no era la del castellano coloquial, ni por la utilización de sufijos, ni por el uso indistintivo de la cedilla en la c y la z, y por las oes átonas. Todo muy común en León, Asturias y el sur de Galicia.
Además, Cervantes era ligeramente tartamudo y tenía la voz ronca, como él mismo afirma en El Viaje al Parnaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario