domingo, 1 de junio de 2014

Terror judío en Donetks

Las elecciones presidenciales en Ucrania entregaraán la victoria a Petru Poroshenko, un centrista, capaz - se espera- de mediar entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas pro rusos.
En la ciudad de Donetks unos judíos estaban rezando en la sinagoga cuando recibieron la visita de unos tipos encapuchados, vestidos con ropas militares, que repartían pasquines. En el pasquín leído en voz alta por el rabino se informaba que los judíos debían registrarse en un despacho del autoproclamado gobierno pro ruso de Donetks y pagar un impuesto especial o abandonar la ciudad.
El líder pro ruso de Donetks, Denis Pushilin, ha declarado que él no ha ordenado la redacción de semejantes pasquines y que la oficina donde se debían llevar los registros judíos está desocupada. Putin ha dicho que Ucrania es un semillero de fascistas en el que no vale la pena intervenir después de haberse anexionado Crimea.

Los judíos ucranianos llegaron al territorio durante la Edad Media y fueron bien recibidos por la nobleza rural polaca, la schlacta. Los ucranianos eran campesinos y los judíos a menudo sus administradores y capataces. Esto cambió en el siglo XVII, cuando los cosacos se establecieron a lo largo de las riberas del Dniester. Eran siervos fugados y matar a los terratenientes polacos y a sus "esbirros" judíos se convirtió en un estilo de vida.
Los progromos continuaron cuendo los zares Romanov se anexionaron la región en el siglo XVIII. De hecho, los Protocolos de Sión, el texto sobre la conjura mundial judía para dominar el mundo, seguramente fue redactada por un funcionario zarista con mucho tiempo libre.
En junio de 1941 se desata el infierno. Los nazis llegan a Ucrania y eliminan a dos tercios de la población judía del territorio. Muchos ucranianos se presentan voluntarios para patrullar las canteras de los campos de exterminio o para los fusilamientos masivos.
Para no ser injusto con nadie, Ucrania tiene el mayor número de "Justos entre las Naciones" nombrado por el Yad Vashem. Y muchos ucranianos fueron a parar a los mismos campos de concentración que los judíos de la región, como los jugadores de la selección ucraniana, los que jugaron El Partido de la Muerte.

Nota: fueron dos partidos y ninguno de ellos fue la causa de la deportación, sino el hecho de que la selección ucraniana hubiera estado financiada en algún momento por el NKVD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario