martes, 22 de julio de 2014

Desaparece un trocito de historia.

"Tienen hambre, Charles. ¿Te acuerdas de cuando tú tenías hambre?"

Ben Braedle, redactor jefe del Washington Post.

"Las relaciones de la prensa actual con las autoridades son malas. Recemos para que todo siga así, o no seremos periodistas"

Pulitzer.

 Me cuentan que la Plaza de Aparcamiento 32 D, en un garage de Washington va a desaparecer para dejar paso a una futura remodelación urbanística en 2017. Es una pena porque allí era donde el periodista del Washington Post Woodward se reunía con su confidente, el número dos del FBI Felt, más conocido como Garganta Profunda. Los chivatazos de Felt dieron la suficiente información y confirmaron los suficientes datos para poner sobre la mesa el escándalo Watergate. Se dice que intervino tras la detención de unos saboteadores electorales en las oficinas del Partido Demócrata, porque el presidente Nixon había elegido otro candidato en lugar de él como sucesor de John Edgar Hoover, tras su muerte en 1972.
Los periodistas Woodward y Bernstein afirmaron que no desvelarían la identidad de Garganta Profunda hasta que muriera el confidente, pero él mismo saltó a la luz en 2008.
El escándalo Watergate consistió en el desleal, por no decir nada peor, caso de espionaje electoral e intento de trucar las elecciones por parte del presidente Nixon para conseguir una supremacía de los candidatos republicanos frente a los demócratas durante un par de décadas. Nixon dimitió y Hadelman, su jefe de gabinete, fue encarcelado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario