sábado, 13 de septiembre de 2014

El ulama, la pelota prehispánica.

En Sinaloa todavía se juega a este deporte, muy parecido al voleibol, salvo en el hecho de que los jugadores golpean la pesada pelota con las caderas y las rodillas. También se diferencia del voleibol en que la puntuación no es acumulativa como en el resto de los deportes de equipo, sino oscilatoria.
Este deporte tiene un amplio significado espiritual en las zonas donde la influencia de los misioneros fue menor sobre el sustrato nativo. Los guerreros gemelos del Popol Vuh eran grandes jugedores de ulama y propusieron a los monstruos del inframundo jugar un encuentro. Terminado el partido, uno de los mellizos decapitó a su hermano y le devolvió la cabeza. Los monstruosos señores de Xibalba quisieron tomar parte en el truco, pero los mellizos no les volvieron a recomponer tras decapitarles. Esta historia se incluye en el ciclo de La Leyenda del Maíz, que tan importante fue para la escatología maya.
Los perdedores de los encuentros eran sacrificados para alimentar con su sangre a los dioses y mantener los ciclos vitales que permitían vivir a los que nunca llegaron a jugar al ulama.

PARA VER:
Imágenes de un emocionante partido de ulama celebrado en 2006
https://www.youtube.com/watch?v=sGUgq3gqii4

No hay comentarios:

Publicar un comentario