martes, 16 de septiembre de 2014

Por qué no me conmueve LA VIDA ES BELLA.

La película es na fábula humorística sobre un camarero judío de origen italiano, un tanto descarado, que sobrevive como puede, mientras intenta conquistar a la chica de sus sueños, una maestra de escuela llamada Dora, en la Italia de Mussolini. Hay una escena donde le toman por un inspector de Educación Racial enviado desde Roma. Él hace una comedia bufa delante de los niños sobre lo que significa tener "unas orejas arias". Los niños se ríen. Los adultos le escuchan. Esto retrata perfectamente por qué un pueblo tan civilizado como el italiano cayó en las garras del fascismo. La cultura de la autoridad de la época que recibían las personas es que los jefes saben más que los subordinados. Y si quedan dudas, se pega un berrido, y la sapiencia de ese hombre queda demostrada por encima de toda duda.
Las escenas del campo de concentración no son creíbles. Me cuesta creer que en esta fábula humorística nadie repare que los nazis lanzan perros contra las personas, las golpean con porras y las disparan. Y que los prisioneros no forman un grupo homogeneo. Aquí es el personaje de Guido, interpretado por Roberto Begnini, el que se empeña en ponerse en peligro para salvar a su hijo. Muy loable si no fuera que en este intento pone en peligro la vida de todo su barracón.
Cuando el kapo a cargo de su barracón berrea las normas del campo en alemán, este le cuenta a su hijo, mientras se hace pasar por un intérprete, que el campo es una colonia de vacaciones y que todos los esfuerzos de los vigilantes consisten en elegir un ganador para regalarle un viaje en tanque. Si los compañeros de infortunio de Guido no le mataron de un palizón en el acto, es por qué en el barracón sí existía un prisionero que hablaba alemán.
La otra pregunta es, con todos los registros rutinarios, y las horas de trabajos forzados, de dónde saca tiempo Guido para saber cómo está su hijo.
Y la guinda del pastel es el comunicado por la radio de los guardias de Guido y de su hijo para hacer saber a mamá, que ha seguido voluntariamente a su marido al infierno, que están bien. Justo en un momento en que se supone que eso no es posible porque se han gaseado a los niños.

PARA VER:
El trailer:
https://www.youtube.com/watch?v=VQ8ZgY0wcaM

No hay comentarios:

Publicar un comentario