miércoles, 17 de septiembre de 2014

EL NIÑO, de Daniel Monzón.

La verdad es que el tema del contrabando de drogas en el Estrecho de Gibraltar ya se merecía una película espectacular, y aquí la tenemos. Luis Tosar (Celda 211) interpreta a Jesús, un policía de Aduanas obsesionado por capturar a un subdito brítánico (Ian Mc Shane), un mando intermedio del narcotráfico, que opera desde Gibraltar. En el otro lado de la ley - aunque no tanto, porque no dejan de ser unos pícaros simpáticos - el Niño (Jesús Castro) y el Compi son dos amigos que quieren una vida mejor. Alí, un soldati de un pequeño capo de la cocaína, les propone praticar un doble fondo en una planeadora. Con el contacto con Rashid, y posteriormente por su cuenta, a base de valor puro y duro, consigue hacer una fortuna cruzando el estrecho en una lancha rápida cargada de cocaína. Pero los cosas no pueden seguir tan bien siempre y los caminos de Jesús y el Niño se van a cruzar. Incluso van a tener que colaborar.
La película destaca por sus escenas a ambos lados del Estrecho. Espectacular la escena de la avalancha de gente que compra productos que Marruecos no produce en Ceuta para venderlos en su país. Las persecuciones a la planeadora de El Niño por parte de "el pájaro", el helicóptero del Cuerpo de Narcóticos destilan adrenalina por todos los poros. Es una canción a unos hombres que se juegan la vida en noches sin luna por dinero ilícito. La escena de la multitud de lugareños marroquíes cargando la planeadora de Rashid bajo la atenta mirada de unos policías de la Gendarmería marroquí comprados también es para verla. Pero hay momentos en que el ritmo decrece, aunque luego descubres que no sobra nada de la cinta.

Para ver:

No hay comentarios:

Publicar un comentario