lunes, 22 de diciembre de 2014

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo.

Javier Fesser ha dejado a un lado a los personajes de carne y hueso, y se ha pasado a la animación 3D. Por un lado eso le permite recuperar la idea de los tebeos de Francisco Ibañez, dando un ritmo más rápido a la película. Se puede maltratar más a los protagonistas, pues al fin y al cabo, la idea principal de las películas de Mortadelo y Filemón es la misma que las primeras comedias del cine mudo: una sucesión de porrazos. El edificio de la TIA vuela y aterriza, Mortadelo se disfraza de perro, el Tronchamulas le hace el "aquello" a Filemón, etc..
La mac guffin no es tan espectacular como en las películas anteriores. Jimmy el Cachondo es un villano que vive de humillar al Super, y lo consigue robándole una caja de caudales tras otra. Cuando se lleva la que hace la número 300,  con un importante documento dentro,  el Super decide recurrir a Mortadelo y Filemón.
Filemón, que en todas las películas de Fesser es mas maltratado y tratado con más cariño, dado el protagonismo que se le da, está preocupado porque un mazacote de músculos con escaso cerebro, el Tronchamulas, ha salido de prisión y quiere hacerle el "Aquello". Paradojicamente, y gracias a un invento del profesor Bacterio, Tronchamulas se convierte en la pista que puede conducirles a la madriguera de Jimmie el Cachondo, un villano que arroja bombas desde un helicóptero, que ya para sí lo quisieran los guionistas de los Transformers.

Para ver:
(El trailer)
https://www.youtube.com/watch?v=aNgdO0CQAVw 

No hay comentarios:

Publicar un comentario