sábado, 10 de enero de 2015

Terror yihadista en Francia.

Unos terroristas parisinos, fogueados en los campos de batalla de Siria, decidieron hacer algo para poner fin a las viñetas sobre Mahoma que un semanario satírico francés, Charlie Hebdo, estaba publicando. El resultado se saldo con 12 muertos, entre ellos, los dibujantes Cabut - el equivalente francés de nuestro Forges-, Charb, Honoré, Tingnoos y Wolinski, los dos policías situados en la puerta y en el interior del edificio para protegerlo, un visitante, etc...
Los dos hermanos yihadistas usaron disparos individuales de sus AK-47, en lugar de las temidas ráfagas de balas, por lo que liquidaron a sus víctimas de una en una y a quemarropa.
Huyendo de la capital se refugiaron en una imprenta en el departamento de Oise, en Picardía. Allí un rehén escondido en una cámara frigorífica fue pasando información valiosa sobre los movimientos de los hermanos Kouachi. Acorralados por la policía hicieron una salida de la imprenta con las armas en ristre y fue ése el momento en que los acribillaron a balazos las servicios antiterroristas franceses. No deja de ser irónico que los amordazadores de la libertad de expresión murieran en una imprenta.
Otro de los terroristas se hizo fuerte en una carnicería kosher, donde mató a cuatro rehenes. La policía entró en el lugar y lo acribilló cuando se disponía a detonar unos explosivos.
Uno de los editores del semanario satírico muertos en esta tanda de atentados explicaba su negativa a tener hijos así: "Quiero que mi pluma y yo seamos libres. Pero eso en el mundo moderno no sale gratis, por lo cual presumo que moriré asesinado"

Mi mensaje a los cachorros de la falsa "yihad":

"La verdadera yihad es la lucha entre el bien y el mal, y no tiene nada que ver con vuestras estúpidas guerras de religión. Sé que estaís pasando en todos vuestros países por una verdadera crisis social y las decisiones que tomamos en la primera mitad del siglo XX os han creado rencor. Pero con esto lo unico qque vais a lograr en una mayor intromisión de los Estados Unidos en vuestros asuntos.
En cuanto a las caricaturas de Mahoma, entiendo que no le representeis con imágenes y que deberíamos hacer otro tanto. Pero no nos estábamos riendo del Islám, sino mofándonos de lo que vosotros, los dinamiteros de Alá, llamáis Islam. Todavía deseo veros pasar más horas leyendo el Corán que oprimiendo a vestras mujeres, imaginando castigos desproporcionados para las debilidades humanas - y llevándolos a cabo- y haciendo atrocidades.
Queréis conquistar el mundo tal y como hacían vuestros lideres legendarios de la Edad Media. Pasa que estamos en el siglo XXI, y ese tipo de liderazgo ya no es posible. Y si esos líderes se llenan la boca de religión es porque conocen vuestras crisis sociales y es la única baza capaz de aglutinaros como un puño que todavía no ha fracasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario