sábado, 3 de octubre de 2015

Dr Weston - Davies. "Yo sé quién era Jack el Destripador"

Wynne Weston- Davies descubrió por casualidad que Mary Jane Kelly, la última víctima del asesino victoriano, era su tía abuela, asesinada por su ex marido porque hbía vuelto a dedicarse a la prostitución, lo cual era humillante para él.
Wynne Weston- Davies defiende que la unica manera de demostrar que Mary Jane fue su pariente lejano es extraer ADN de los dientes o de los huesos del cadáver. Defiende que el famoso asesino fue  Francis Spurzhein Craig, su ex, que había cambiado su apellido real, Weston Jones, para ocultar que había ejercido como prostituta.
En el otoño de 1888, Craig era un periodista de 51 años especializado en temas judiciales. Weston Davies considera que mató a las otras cuatro anteriores de una forma tan escabrosa para ocultar el movil pasional que se ocultaba detrás del último crimen. Mary Jane y Craig se habían casado en 1885, pero la chica volvió a sus malas inclinaciones pocos meses después del enlace. En el otoño de 1888, cuando se cometieron los crímenes, tres años después, la pareja estaba separada.
Weston Davies se interesó por la historia de su familia hace 10 años. Su padre, muerto en 1996, se limitaba a decir que no había nada que saber, porque los abuelos eran "mala gente".
En 2011, mientras buscaba unos documentos, Weston- Davies tecleó en una base de datos su propio nombre y salieron unos documentos judiciales a nombre de Weston-Jones. "Se declaraba viuda a mi tía abuela. Era la fórmula habitual de los pacatos jueces matrimonialistas victorianos para permitir los enlacen entre hombres y mujeres con experiencia sexual que jamás habían estado casadas".
Siguiente paso: solicitar el acta de defunción de Craig. Venía con el informe forense de su muerte. Se suicidó cortándose el cuello con una hoja afilada, cosa que Jack el Destripador hacía con sus víctimas antes de empezar a eviscerar.
Otras de las pruebas que apuntan a su identificación con el asesino en serie es que publcó sus notas de desafío a la Policía en un diario judicial de la agencia de prensa Central News, y no en un periódico de difusión naconal como hubiera sido más lógico. En las notas se emplean americanismos, y da la casualidad de que Weston-Jones había pasado unos años en Norteamérica.
Craig había perdido su empleo de redactor- jefe del Bucks Advertiser cuando el Daily Telegraph demostró que había estado plagiando artículos palabra por palabra. Posiblemente padeció un transtorno esquizofrénico, que estalló con su fracaso matrimonial.
Craig mató a Mary Jane en noviembre de 1888 en su habitación de Miller´s Court. Convirtió su cuerpo en un rompecabezas sangriento. Desfiguró su rostro, algo que no se había molestado en hacer con las anteriores. ¿Por qué? ¿Para que Scotland Yard no le relacionara con las muertes y diera con el presunto móvil? Estrajo el corazón de su mujer por el diafragma y se lo llevó. ¿Es esto una prueba de un desajuste pasional? Lo cierto es que el corazón de Mary Jane Kelly jamás fue encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario