miércoles, 4 de noviembre de 2015

Augusto,primer emperador de Roma.

Cayo Octavio Turino tenía 18 años cuando mataron a su padre adoptivo, Cayo Julio César, y 36 años, cuando logró imponerse como único candidato al poder tras una larga y comprometida guerra civil. El Senado reconoció en él la cualidad divina, casi sobrenatural, de Augustus, reservada exclusivamente en este mundo romano a los objetos litúrgicos. Ahora era Imperator Caesar Augustus.
En la forma la forma de administrar el poder no varió, pero en la forma se trataba de una monarquía absoluta hederitaria, algo de lo que publicamente cada romano se jactaba de no aceptar, pero que a la postre sufrían en sus carnes.
Augusto impulsó el ejercito profesional, de infantería pesada y poca caballería, bien adiestrado y disciplinado. Los legionarios eran voluntarios que servían durante un periodo de 20 años. Sus pagas estaban personalmente garantizadas por Agusto. Puso bajo su directa autoridad 23 de las 27 legiones existentes. Las otras cuatro dependían de las decisiones del Senado. Augusto creó un cuerpo militar de policía política con la misión de actuar dentro de la ciudad y  proteger el Emperador, los pretorianos, y unidades militarizadas de bomberos y policía, las cohortes urbanas y los vigiles, que actuaban en las peligrosas noches de Roma.
Venció en el campo de batalla en 21 ocasiones. En su testamento lega 40 millones de sestercios a sus familiares, y otros 25 para sus 300.000 legionarios y el pueblo. Pero su legado son sobre tdo las obras públicas. Ya en su vejez, a Augusto le gustaba decir: "Recibí una ciudad de madera y barro y me marché dejando tras de mí una esplendida ciudad de mármol".
También mandó matar sin misericordia, se acostó con las esposas de ciertos senadores humillándolos y convirtiéndolos en el hazmerreir de sus iguales, etc... Fue un aspirante sangriento al trono, como lo fueron asimismo sus rivales Casio , Marco Antonio y Bruto. Y un sabio y sereno gobernante cuando lo alcanzó. Gobernó 41 años.
Bajo Augusto, Roma vive su siglo de oro. Protege, por medio de su secretario Mecenas, a Virgilio, Ovidio, Tibulo, Propercio, Tito Livio o el arquitecto Vitrubio. Fue por petición de Mecenas, que no se quemaron las obras de Virgilio, como era deseo del propio autor, tras su muerte.
Augusto amó profundamente a Livia Drusila, esposa de su hermano, el noble Tiberio Nerón Claudio, a quien se la arrebató. Estaba embarazada de su segundo hijo, cuando Livia Drusila se casó con el emperador, con la aceptación de Tiberio. Fue su esposa durante 52 años. No tuvieron hijos. De su esposa anterior, Escribonia, había nacido la disoluta Julia, la única hija de Augusto.
La vida familiar del emperador estuvo marcada por la muerte de familiares: Marcelo, segundo esposo de su hija Julia, padre de tres hijos, Cayo, Lucio y Póstumo, ninguno de los cuales llegó a adulto. También falleció en un campamento militar su hijastro Druso, gran defensor de las libertades populares, padre del emperador Claudio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario