jueves, 12 de noviembre de 2015

Los humanos usaron cera de abeja por primera vez hace al menos 8500 años.

Los seres humanos han explotado a las abejas desde la Edad de Piedra, según una investigación de la Universidad de Bristol. El estudio, publicado en la revista Nature, sitúa en 7000 a de C, en Turquía, los primeros usos de la cera.
Los científicos detectaron la presencia de cera de abeja en las vasijas de cerámica de los primeros agricultores de Europa después de analizar los componentes químicos atrapados en la tela de arcilla de más de 6400 fragmentos de cerámica hallados en más de 150 yacimientos arqueológicos del Neolítico del Cercano Oriente, Europa y África del Norte.
"Ahora sabemos que la cera de abejas fue explotada desde el séptimo milenio antesde Cristo, probablemente como parte integrante de diversos instrumentos, en rituales, en cosmética, en medicina, como combustible o para impermebilizar recipientes", explica Alfonso Elday, profesor del área de Prehistoria de la UPV.
En la Península Ibérica, los 130 recipientes analizados no conservan residuos de cera, aunque se mantiene abierta la investigación ya que en el arte levantino hay varias representaciones de este insecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario