viernes, 13 de noviembre de 2015

Todo lo que no sabía sobre Churchill y no se atrevía a preguntar.

Un político debe ser capaz de predecir lo que va a ocurrir mañana, el mes próximo y el año qe viene, y de explicar después por qué no ha ocurrido".

WINSTON CHURCHILL.

Quiero traer aquí algunas de las anécdotas sobre el dirigente inglés que puso de rodilas al nazismo, cosas como que no renunciaba a dormir con un pijama de seda, aunque fuera en el catre de un bombardero. Lady Astor, molesta por las repetidas interrupciones de Churchill durante una intervención suya, dijo que si fuera su esposa le pondría veneno en el té; a lo que Churchill contesto: "Señora, si yo fuera su marido me lo bebería".

Churchill participó a lo largo de sus 90 años de vida en cinco guerras coloniales, ocupó siete cargos ministeriales entre 1908 y 1929 y fue primer ministro conservador en dos ocasiones: la primera durante la Segunda Guerra Mundial.

Churchill ha sido descrito por el historiador David Cannadine como"un gorrón desvergonzado y un artista de los sablazos". Sacaba tajada de donde podía: regalos, viajes, alojamientos en casas particulares... Cualquiera de estas cosas habrían costado la dimisión a un primer ministro en 2015. Pero entonces, no importaba. Cuando el general Bernard Montgomery fue homenajeado por impedir que el Afrika Korp invadiese Egipto dijo: "No fumo, no bebo, no prevarico y soy un héroe". Churchill contestó: "Yo fumo, bebo, prevarico y soy su jefe".

La incorrección política de Churchill era una táctica para llamar la atención. En 1940, en la Cámara de los Comunes, durante la Batalla de Inglaterra, dijo sobre las misiones de bombardeo nocturnas: "Quizá ustedes quieran matar mujeres y niños. Lo que nosotros queremos, y lo estamos haciendo con éxito, es destruir objetivos militares alemanes. Mi lema es; !Primero el trabajo y luego, el placer!" Una boutade, porque cuando en la Conferencia de Teherán de 1943, Stalin propuso eliminar 50.000 cargos militares y técnicos alemanes, Churchill se opuso diciendo: "Prefiero que me fusilen hoy mismo a ensuciar mi honor y el de mi país con semejante infamia".

 Tras la Segunda Guerra Mundial logró ser nombrado primer ministro por parte del Partido Conservador, de 1951 a 1955. Se retiró de la vida pública a los 79 años. Cuando cumplió 80 años un fotógrafo quiso bromear con él:
-Espero fotografiarle de nuevo a los 90 años.
-¿Por qué no? Usted parece bastante saludable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario