miércoles, 23 de marzo de 2016

!AVE, CÉSAR!, de los hermanos Cohen.

No esperaba hablar en estas entradas de una comedia, pero cuando lo que se parodia es un modo de producir cine que ya no existe, es difícil resistirse.
Eddie Mannix (Josh Broslin) es un tipo normal. Tiene un trabajo en el que no pasa tiempo con su familia, confiesa a su sacerdote católico que se siente culpable por fumar, y es tentado con trabajar en la Lockheed, una compañía de aviación, frente al circo en que le dice su reclutador  en que está metido. Porque Mannix es productor de cine. Y en la soleada California de los años 50 ser productor de cine es ser como una especie de figura paterna, con todo lo que eso conlleva. Tiene que evitar que a los actores les hagan daño, arreglar sus matrimonios, ser el guardián de su lado oscuro... Ser empresario de las incipientes aerolíneas Lockheed es una tentación bastante fuerte.
Su estudio está rodando una película de corte bíblico y su estrella, Bernd Whitlock ( George Clooney), un actor medio idiota y presumiblemente gay, ha sido secuestrado. Veremos en la película problemas como el del actor encasillado en el western, incapaz de interpretar; la actriz especialista en escenas acuáticas, soltera y embarazada, a la que hay que arreglarle un matrimonio de conveniencia, solo que ninguno de los tipos disponibles es adecuado para ella y cómo se resuelve esta situación; se hace humor - no se sabe bien por qué, porque la Caza de Brujas del senador Mc Carthy fue una tragedia para los actores, directores y guionistas de los años 50-con un grupo de guionistas resentidos por no tener un trozo del pastel de los beneficos de los grandes estudios, metidos de lleno y de forma ingenua en el comunismo.
En la película vemos una parodia de todos los géneros que hicieron grande el cine de los años 50, como los westerns,  las películas de romanos, las películas de sociedad, los musicales y las escenas de coreografías acuáticas, de antes de que surgiera la televisión y acabase con esta forma de hacer cine.

PARA VER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario