lunes, 25 de abril de 2016

El ministerio del tiempo y el incendio del Alcázar de Madrid.

Unos intrusos se cuelan cada noche en los aposentos del Rey Felipe V y arramblan con los cuadros para sustituirlos por falsificaciones. Son los esbirros de Darrow, y Lola Mendieta está con ellos.
Velazquez e Irene viajarán a diciembre de 1734 para averiguar que se cuece en Palacio. Su cobertura es la de un matrimonio de indianos que ofrecen un cuadro de Velazquez a cambio de un titulo de aristocracia. Pronto verán que hace falta la Patrulla al completo para hacer frente a los ladrones de arte. Lola Mendieta, una amante de la libertad, pondrá fin a una, ya inviable por motivos que no quiero aclarar, Compañía Darrow.

El incendio del Alcázar de Madrid de 1734:

El fuego se inicio en los aposentos de Jean Ranc, el pintor de la Corte, y pronto se extendieron por todo el edificio. Aunque la Guardia de Corps y los criados hicieron todo lo posible para extinguir las llamas,se tardó en dar orden en desalojar el palacio.
Se dio prioridad a los objetos litúrgicos y las joyas reales, como la Perla Peregrina, así como al dinero en efectivo de la Familia Real. Los cuadros se sacaron en segundo lugar pero no hubo tiempo para descolgarlos todos. Las Meninas de Velazquez fue arrojado por una ventana pero La Expulsión de los Moriscos, que estaba colocado más arriba no tuvo esa suerte. De todas maneras, la mayoría de los cuadros de las colecciones reales como los Murillo de la reina Isabel de Farnesio habían sido enviados al Palacio del Buen Retiro con motivo de unas reformas en el Alcázar.
Como era Nochebuena, los vecinos de Madrid tardaron en presentarse a combatir las llamas porque pensaron que las llamadas a rebato eran campanadas de maitines de los clérigos que atendían a la familia real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario