martes, 5 de abril de 2016

El ministerio del tiempo y los últimos de Filipinas.

!Julián ha vuelto! Ha tenido que ser rescatado por Alonso del sitio de Baler, en plena guerra contra los tágalos y los estadounidenses por el control de las Filipinas. Como muchos no saben a ciencia cierta qué pasó en esa iglesia asediada voy a dar la poca información del particular que tengo.

Baler era un poblado tágalo que solo podía ser abastecido por mar, cosa que ya fue imposible a partir de la derrota naval de Cavite en 1898. El destacamento inicial de 400 hombres fue sustituido por uno de 50, ya con idea de desalojar Filipinas de tropas españolas, mandado por el capitán Enrique de Las Morenas y Fossi, un veterano de la Tercera Guerra Carlista.
El balance de bajas del asedio de Baler son 6 por deserción, entre ellos las de los dos camilleros filipinos, 16 muertos españoles y 38 supervivientes, con la adición a los sitiados de dos monjes que habían llegado a Baler para convencer al teniente primero Juan Alonso Zayas de lo razonable de rendirse. Zayas había sustituido de Las Morenas cuando cayó enfermo por el mal estado de las raciones y falleció. El también moriría de beri-beri cuatro meses después.
El detonante de la rendición fue la visita del teniente coronel Aguilar, que trajo noticias y periódicos. Se fue sin conseguir nada, porque Saturnino Martín Cerezo, el teniente segundo, estaba imbuido de las viejas ideas obsoletas sobre el valor y su lugar en un Imperio Español que ya inexistente salvo en su cabeza. Pero se fijó en las noticias castrenses que uno de sus compañeros de promoción había sido trasladado a Málaga. Como no podían los filipinos saber ese dato, decidió rendirse con los 38 supervivientes, tras 330 días de resistencia numantina y absurda, al más puro estilo del Alamo.
Las bajas de los milicianos tágalos fueron de unos 700 hombres. Pese a todo, y quizá por los lazos compartidos y el valor demostrado, se consideró a los sitiados de Baler como amigos. 300 años no pasan en vano.
Martín Cerezo sería condecorado con la laureada de San Fernando. Sus hombres no serían premiados por no haber mostrado ninguna muestra de valor en particular.

Trailer
1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS, de Salvador Calvo. (2016)

https://www.youtube.com/watch?v=UrPizm6tbak

No hay comentarios:

Publicar un comentario