martes, 12 de abril de 2016

Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet.

El tema de este filme es fascinante. Nos habla de ELLAS. Y cuando hablo de ellas, hablo de las mujeres de los exploradores. Esta película habla de dos de ellas, de dos caras de la misma moneda de la época de la conquista de los Polos.
La primera de ellas es Josephine Peary (interpretada por la francesa Juliette Binoche). Mujer orgullosa, capaz de sacrificarlo todo, incluso vidas humanas, para poder compartir el momento de gloria de su marido, el explorador ártico Peary. La segunda es Allaka (una tal Rinko Kikuchi), una mujer inuit, que va a parir en medio de la nada y en las peores condiciones el hijo ilegítimo de Peary.
Las dos mujeres tendrán que compartir el hambre, la noche ártica y el instinto de supervivencia en una cabaña dejada de la mano de Dios.

Datos:

En el filme vemos a Josephine vestida con ropas occidentales en medio de Ellesmere. Lo cierto es que durante sus viajes polares compartió la parka y los kamiks ( calzones de piel de foca) de las mujeres inuits. Tal y como se ve en la película a Josephine le desagradaban costumbres como que las mujeres prepararan las pieles con los senos al aire.

La película comienza con Josephine acechando y cazando un oso. En realdad Josephine Peary era una excelente cazadora que se atrevió con las propias morsas.
También es cierto que parió a su hija en Ellesmere. A pesar de las críticas que recibió por ello, su única concesión a la vanidad fue ftografiar a su hija envuelta en la bandera estadounidense.

Las aventuras extraconyugales de Peary y el afromericano Matthew Henson ueron la comidilla del Ártico durante todo el siglo XX. Akallasingwan, la Akalla del filme, tuvo un hijo, Kalo, que sobrevivió para llegar a adulto, a diferencia de la película. Josephine y Akallasingwan coincidieron en un campamento de avanzadilla en 1900.
Nunca pasaron hambre juntas en una cabaña durante el invierno polar de 1909. Eso es una licencia de Isabel Coixet.

Para ver:
https://www.youtube.com/watch?v=VdB_yp_GclY
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario