martes, 17 de mayo de 2016

El ministerio del tiempo y las mujeres medievales.

Ta-chán, Ta-chán....Ortigosa y Natalia se van a casar y han elegido como lugar del enlace un castillo medieval. A la boda está invitado todo el Ministerio del Tiempo. Lo que nadie sabe, hasta que es demasiado tarde, es que en ese parador hay una puerta del tiempo donde se colarán una fugitiva: Constanza, que huye de su marido, un violento y sanguinario señor feudal de 1212.
En el capítulo vemos las diferencias de criterios entre una boda actual, por amor, y una boda medieval, donde no se escoge la pareja mas que por la conveniencia del clan familiar. Por eso he decidido explicar algunas cosas sobre la condición femenina durante la Edad Media.

Las mujeres medievales:

Constanza es demasiado mayor para haber permanecido soltera. La mayoría de las mujeres del siglo XIII se casan entre los 12 y los 13 años.

Los siglos XII y XIII son los de una especie de amor platónico entre los caballeros y las damas de alcurnia denominado por trovadores occitanos como Chretien de Troyes como "cortés". Se supone que el amor debe ser imposible. Para ello se exigen de la dama elegida prendas para llevar en la punta de la lanza - como las jarreteras de las medias. en los torneos. Se hacen serenatas bajo la ventana de la dama, se le mandan regalos caros, e incluso se jura lealtad política al marido o vasallaje.

Constanza está enamorada de un pastor. Su señor feudal, Don Fadrique, lo manda azotar por ello, antes de matarlo en un absurdo duelo, donde el pastor no tiene la menor oportunidad. Las leyes medievales dicen que debe matar a los dos amantes infieles o a ninguno. Claro que estas normas judiciales son de los siglos XIV y XV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario