lunes, 3 de octubre de 2016

Oliver Stone presenta una película sobre el ex agente Snowden.

Como muchos estadounidenses de su generación, Oliver Stone escuchó los ruegos - más bien exigencias- del Tío Sam y acudió a alistarse para luchar en Vietnam. A diferencia de los 300.000 soldados que fallecieron allí, tuvo suerte y volvió a casa con la Estrella de Bronce al Valor. Ha presentado en el Zinemaldia una cinta en la que vierte una vez más su desencanto con los Estados Unidos y el papel que se han arrogado en el mundo desde la Segunda Guerra Mundial.
Se ha centrado en la figura del ex espía Snowden ( interpretado por Joseph Gordon-Levitt). Este entregó información confidencial en 2013 a dos periodistas de The Guardian y el Washington Post y a una realizadora de documentales. Son miles de documentos que muestras las prácticas de vigilancia a ultranza de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), que no entiende de leyes ni de privacidad.
Stone retrata a Snowden como un idealista que intenta servir a su país en el campo de batalla pero se rompe las piernas durante uno de los entrenamientos a finales de 2004 y tiene que abandonar el Ejercito. Su habilidad con los ordenadores lo convierte en analista de información de la NSA. Las armas actuales no son los misiles balísticos sino los programas que manejan los drones de ataque selectivo y los pen drives con troyanos y virus informáticos.
A pesar de que es un genio en este juego, el Snowden de la película es una persona tímida que solo consigue pareja (Shaylene Woodley) en una página de contactos de Internet- Esta actúa como un troyano en el sistema de creencias de Snowden cuando le hace ver que a pesar de que el presidente Obama sea negro y demócrata, la política depredadora y agresiva con otros países de Estados Unidos no ha variado. Es entonces cuando nuestro "héroe" descubre que la NSA está hackeando páginas en las redes sociales de personas que no tienen nada que ver con los objetivos geoestratégicos de los Estados Unidos. Y decide cruzar la línea que lo transforma de un servidor leal a un traidor, que ha encontrado refugio en la Rusia de Putin. Oliver Stone lo ha visitado en Rusia en nueve ocasiones para conocer su versión de los hechos. ¿Defensa de las libertades o la deslealtad de un traidor al que hasta el momento de su traición no le faltó de nada?
"Solo tres agentes de la NSA han accedido a hablar conmigo de lo que sucedió", explica Oliver Stone."Los métodos que muestro en la película de lucha informática no son los reales porque Snowden , en cierta manera, sigue siendo leal a sus antiguos camaradas de lucha y no los ha desvelado":
"Con la excusa del terrorismo tenemos un sistema de protección que recuerda mucho a los de la Stasi de la RDA, con la ventaja de que el nuestro puede cribar la información un poco más. Pero en manos de un totalitarista puede ser una herramienta de destrucción masiva contra las libertades y los derechos civiles":
"¿Os he contado que mi película estará en las salas españolas el 14 de octubre? Pues, hala, a verla, si se puede".

Para ver:
El trailer de la película SNOWDEN.
https://www.youtube.com/watch?v=udIUorlkN2Y 

No hay comentarios:

Publicar un comentario